20/07/2006 | 955

Berazategui: Municipio de la contaminación

Por M.Q.

El viernes 14, organizaciones vecinales, políticas, ambientalistas y sociales de Berazategui se movilizaron hacia el Municipio para rechazar la instalación del basurero del Ceamse en el distrito y la instalación de la subestación Rigolleau (de Edesur).


Berazategui es el municipio de la contaminación. Lo demuestran los muertos y enfermos por PCB; los cableados de alta y media tensión que recorren barrios enteros; los niños con afecciones pulmonares y en la piel por los desechos que las empresas papeleras, químicas y curtiembres arrojan en los arroyos, sin tratamiento alguno; varios basurales a cielo abierto que ya funcionan; el agua con los desechos cloacales que consumimos diariamente. Todas expresiones de la avaricia y el descontrol capitalista que impera en el distrito, con la venia y el “arreglo” por parte del intendente Mussi.


A todo esto se pretenden sumar dos grandes nuevos focos de contaminación.


Uno, el basurero del Ceamse, que será un depósito de 4 mil toneladas diarias de residuos. Un impuesto extraordinario a las grandes ganancias capitalistas y los bienes suntuarios debe financiar la industrialización de los residuos, para su reciclado y reutilización. Para ello debe emplearse mano de obra desocupada del distrito, en blanco y bajo convenio, incorporando a los desocupados a través de las bolsas de trabajo de sus organizaciones.


El segundo, la subestación Rigolleau de Edesur, contra la que se vienen movilizando los vecinos del Barrio San Francisco. Edesur ha montado una campaña de aprietes contra los vecinos (¡dejó al barrio sin luz exactamente en los días y horas en que la Selección jugaba en Alemania!). Al mismo tiempo, se niega a abastecer de energía eléctrica a una serie de empresas que iban a empezar a funcionar en el predio del parque industrial de la ex Sniafa. Pretende, por esta vía, poner a los patrones del parque (y también a los trabajadores) en contra de la asamblea de vecinos.


Si Edesur no puede garantizar el suministro de energía necesario, debe ser intervenida. Una comisión electa por las asambleas populares debe verificar el real estado de la empresa, de sus manejos y ganancias. Si se comprueban nuestras denuncias, Edesur debe ser estatizada bajo gestión de sus trabajadores y las asambleas de vecinos.


La asamblea de los vecinos autoconvocados, que resiste el intento de Edesur de instalar en Rigolleau otra subestación, la asamblea contra el PCB de barrio San Juan, y la de los vecinos de Ensenada contra el Ceamse, son el camino a seguir.


• ¡Fuera la subestación de Rigolleau del casco urbano! Traslado inmediato y definitivo de la subestación. No al cableado de media y alta tensión en los barrios.


• ¡Fuera el PCB de los transformadores inmediatamente! Que Edesur y el Municipio se hagan cargo de las víctimas que produjeron.


• ¡No al Ceamse! Por un tratamiento efectivo de los residuos. Las empresas deben realizar tratamientos a todos sus desechos. Control de los trabajadores.


• Asambleas populares en todos los barrios para poner fin a la contaminación y a los contaminadores. Control vecinal para garantizar el cumplimiento de las medidas.

También te puede interesar:

Hay un detenido. La policía reprimió a vecinos y familiares que se manifestaron por Brisa.
Ninguna solución al tratamiento de los residuos y la informalidad laboral.
Si entra el Frente de Izquierda Unidad, entran los reclamos populares.
La lista del clan Mussi cayó a su peor votación en los últimos años.