08/07/2021

Chaco: Capitanich y un ordenamiento territorial para seguir desmontando 

El gobernador Jorge Capitanich acaba de presentar un mapa, elaborado de forma unilateral por su propio gobierno, del nuevo ordenamiento territorial en la provincia. Al mismo tiempo, convocó a talleres informativos e inició el proceso de participación (una de las fases de la actualización territorial en cuestión) sin que la mesa de diálogo creada para diseñarlo arribara previamente a un plan en común. Por estos motivos, las organizaciones ambientalistas participantes de la Comisión de Bosques y Biodiversidad del Consejo Provincial del Ambiente se retiraron de dicha mesa.

Mientras el gobierno monta el circo de la “participación” antes de las elecciones, continúa el avance de las topadoras, que siguen desmontando pese a que el Poder Judicial provincial emitió un fallo -a fines del año pasado- que suspende toda modificación del uso del suelo hasta que se haya actualizado el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (OTBN). A pesar de esa orden judicial, se deforestaron 7811 hectáreas en Chaco durante los últimos seis meses. Según un informe del Estado Nacional, Chaco es la provincia que más bosques perdió entre 2016 y 2019: se contabilizan 130.487 hectáreas deforestadas en ese período.

El Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (OTBN) categoriza los bosques nativos según el valor de conservación de los mismos en zonas “rojas”, “amarillas” y “verdes”. De esta manera, establece qué actividades están permitidas en ellos y cuáles no. Chaco tiene vencido su ordenamiento desde 2014.

El gobierno busca legalizar un OTBN acorde a los requerimientos de los que vienen destruyendo los bosques nativos en pos del lucro capitalista. Oficialismo y radicales macristas se ponen de acuerdo para continuar con la destrucción del medio ambiente en la provincia, con el aval de la ministra de Desarrollo Territorial y Ambiente Marta Soneira y del ministro Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, cómplices de esta catástrofe en beneficio de los pooles de siembra y los empresarios madereros.

Cómo nos organizamos

Desde el Partido Obrero impulsamos un pedido de interpelación a la ministra de Desarrollo Territorial y Ambiente Marta Soneira y nos sumamos al reclamo contra el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación Juan Cabandié. Deben dar explicaciones sobre el crimen ambiental que se lleva adelante en Chaco.

Debemos poner en pie una coordinadora de lucha en defensa de los bosques nativos, para poder organizar un proceso de actualización territorial que garantice verdaderamente la participación de la sociedad en los tiempos y forma que correspondan. Esta actualización, de ninguna manera, puede realizarse al mismo tiempo que se propicia la deforestación; por el contrario, debe tener como eje el fin de los desmontes, el manejo sustentable y la restauración de los bosques nativos. Reclamamos que se penalicen las actividades de tala del bosque nativo, rechazamos las numerosas recategorizaciones prediales (algo no permitido por la Ley Nacional de Bosques), mediante las cuales Capitanich autorizó desmontes en zonas protegidas (Categoría II – amarillo). Exigimos que las áreas ilegalmente deforestadas mediante este artilugio sean restauradas.

Más deforestación significa más cambio climático, más inundaciones, más desalojos de comunidades campesinas e indígenas, más desaparición de especies en peligro de extinción y más enfermedades.

En esta nota

También te puede interesar:

El Partido Obrero realizó un plenario provincial y definió candidatxs para las elecciones.
La burocracia sindical pacta con Capitanich un nuevo acuerdo ruinoso.
Luchemos por salario básico igual a la canasta familiar.
Un despotismo sin control contra aquellos que sostenemos escuelas, garantizamos la enseñanza a pesar de la crisis.
Es una de las provincias con tasas más altas en abusos sexuales a menores y niñas obligadas a maternar.