23/12/2019

Chubut también se levanta contra la ofensiva de la megaminería contaminante

Contra el intento de aniquilar la Ley 5.001, el viernes 27 se realizarán marchas en toda la provincia. Mientras, una multitudinaria movilización Mendoza reclama el veto a la reforma de la 7.722.

El viernes 27 de diciembre, en la Legislatura de Chubut intentarán votar sobre tablas un proyecto para aniquilar la Ley 5.001, conquistada y defendida con una lucha histórica del pueblo chubutense, encabezada por Esquel y el ‘No a la Mina’ de 2003.


El proyecto en cuestión, de 70 artículos, avanza con la llamada “zonificación minera” y crea un “fondo de compensación” para los municipios de la meseta, con el objetivo de abrirle la tranquera a la canadiense Panamerican Silver y su Proyecto Navidad, ubicado en las inmediaciones de Gan Gan, donde busca extraer plata a cielo abierto.


El proyecto es impulsado por el gobernador Arcioni, quien luego de evitar mención alguna al tema durante la campaña electoral, ahora afirma públicamente que “tras 10 años de debate, estamos en condiciones de presentar un proyecto serio”. Es una nueva estafa a los chubutenses, tras el incumplimiento de las paritarias a docentes y estatales un vez reelecto. Vale para el caso aquella frase de Menem: "Nadie me hubiera votado si decía lo que iba a hacer”.


Arcioni “se ha destapado” porque cuenta con el respaldo explícito del presidente Alberto Fernández, promotor del “modelo Barrick Gold” de San Juan a nivel nacional, para lo cual designó a Alberto Hensel en la Secretaría de Minería con la misión de colaborar en el arrasamiento de las legislaciones provinciales de protección ambiental, mientras se les reducen las regalías a los pulpos mineros.


Más aún, los matices políticos entre el partido oficialista (Chubut al Frente) y el PJ local fueron limados por el ex gobernador de San Juan, José Luis Gioja –uno de los mentores de aquel “modelo Barrick”-, y ahora se aprestan a conformar un gran bloque único de 24 legisladores. Se unen para seguir endeudando la provincia, ajustando a docentes y estatales, y avanzar con la megaminería a cielo abierto. 


Esta ofensiva tiene por estas horas un capítulo crucial en Mendoza, donde el PJ-kichnerismo y el bloque del gobernador radical Rodolfo Suárez votaron en la Legislatura la modificación de la Ley 7.722. Durante el día de la votación se pusieron en pie piquetes en toda la provincia, y en estos momentos el pueblo mendocino ahora realiza “la marcha más grande de la historia” para exigir el el veto del gobernador.



Este cuadro de movilización popular, con asambleas marchas y piquetes, plantea la necesidad de un paro provincial de la CGT y las CTA, tanto en Chubut como en Mendoza, para torcer el brazo a los gobiernos y las mineras. Pero para ello, es necesario romper la integración política de los sindicatos al gobierno del Frente de Todos. La autonomía política de las organizaciones obreras es la clave para llevar esta lucha a la victoria.


Desde el Partido Obrero impulsamos la movilización y la organización de las asambleas ambientales, y planteamos que para combatir este saqueo es necesario involucrar activamente al movimiento obrero y desnudar los falaces argumentos que presentan a la megaminería como una variable de salida a la crisis económica. Solo es una vía para el saqueo del país en favor de los pulpos multinacionales.


¡El #NoEsNO lo conquistamos en las calles! El 27 movilicemos en toda la provincia y con todo a la Legislatura en Rawson para derrotar esta entrega.

En esta nota

También te puede interesar: