13/10/2020

Córdoba: cuatro focos de incendios en el último fin de semana largo

Ante el avance del ecocidio, es necesario el control popular del uso del suelo.

Siguen los incendios en la provincia de Córdoba. En el día de ayer se dio a conocer uno gravísimo en la autopista que vincula Carlos Paz con Córdoba Capital, donde el fuego envolvió a una estación de servicio. También se registraron focos en el departamento de Río Cuarto, en la zona de Huerta Vieja; en Posta de Macha (en el departamento Totoral) y en Las Caleras, ubicada en el valle de Calamuchita.

El incendio alrededor de la mencionada autopista se desató en la localidad de Malagueño, a 10 kilómetros del centro de la capital provincial; la policía y bomberos habían cortado la circulación de vehículos por varios minutos, ya que debido al humo la visión era sumamente disminuida. Cabe señalar que los trabajadores de la estación de servicio fueron claves para evitar que el fuego avance sobre su lugar de trabajo. Su accionar permitió contener el incendio cuando las llamas cercaron el predio.

La sucesión de incendios expone la política que tiene el gobierno provincial de nula prevención del fuego. Se está perpetrando un verdadero ecocidio, que ya arrasó con más de 200.000 hectáreas de monte nativo en lo que va del año, con la consecuente pérdida de flora y fauna autóctonas, y para peor la muerte de dos vecinos que intentaban apagar el incendio que amenazaba sus viviendas.

Además de los focos de incendio en otros puntos de la provincia, hay zonas que permanecen -según información oficial- en guardia de cenizas, entre ellos el de Córdoba-Villa Carlos Paz comentado anteriormente.

Estos incendios, como hemos mencionado anteriormente en Prensa Obrera, son intencionales, ejecutados en función del agronegocio y de la especulación inmobiliaria. Ambos negociados son amparados por el gobierno provincial. A costa de la salud y seguridad de lxs vecinxs, perdiendo miles de hectáreas del monte nativo y ocasionando un daño al ambiente en su conjunto, se quiere garantizar la expansión de la frontera agropecuaria y la especulación inmobiliaria para el pago de deudas usurarias.

Los incendios dejan al desnudo el fracaso total del «plan de manejo del fuego». El gobierno del PJ ha hecho poco y nada para evitar que se siga dañando el ambiente. No es casualidad que en la provincia solo permanezca menos del 3% del monte nativo, debido a los sistemáticos incendios anuales.

Es urgente organizarnos en defensa del monte nativo, su reconstrucción, exigiendo un plan de prevención del fuego. Es necesario el control popular de uso de suelo por parte de las asambleas ambientales y de pueblos originarios. En ese sentido, Soledad Díaz García, legisladora del Frente de Izquierda, presentó un proyecto de ley que reunió 16.000 firmas adherentes. Se trata de un planteo elemental, para garantizar que no se cambie el uso del suelo en las hectáreas incendiadas; una demanda estratégica para todes quienes defendemos el monte y vida. Que la crisis económica, sanitaria y ambiental la paguen los capitalistas.

     

También te puede interesar:

Convocaron a una acción de protesta virtual este martes 27 a las 19h por Justicia Por Joaquín Paredes.
Y que esos fondos se redirijan a subsidios para ellas.
Cinco policías imputados y detenidos, en el banquillo de los acusados faltan responsables.
Queda expuesto el uso político de la pandemia en el proceso electoral.
Es necesaria una intervención independiente en defensa de la Daspu.