23/08/2021

Córdoba: ‘‘la Economía Circular de LLaryora es una farsa’’

Cintia Frencia, junto a organizaciones ambientales realizará un “toxi tour” que dará cuenta del daño al ambiente.

Hace días, culminó la primera Cumbre Mundial de Economía Circular con sede en nuestra ciudad. En este evento se abordaron entre otras cuestiones “los nuevos modelos de negocios, políticas públicas, alianzas industriales, acceso a financiamiento y la creación de nuevos empleos verdes e inclusivos”, según publicitaron los medios locales.
Consultada por la cumbre y la orientación ambiental de la gestión municipal, la concejala Cintia Frencia planteó: ‘‘la economía circular de Martin LLaryora es una farsa. Es un gobierno que se pinta de verde cuando tiene una ciudad con problemas ambientales en todos los ámbitos’’.
Cintia recordó: ‘‘basta mirar la situación de Barrio Ituzaingó y la fumigaciones; los vecinos de San Antonio, lidiando con la contaminación que genera Porta Hnos., con informes toxicológicos en menores de edad tremendos. La situación de Bajo Grande, con 10 años de una planta en pésimo funcionamiento, volcando líquidos cloacales crudos al Rio Suquía, contaminando a niveles escandalosos. Las cloacas en los barrios están estalladas’”. Además, a la cumbre de economía circular la financió, entre otros, Porta Hnos. que tiene un negociado para habilitar la producción de bioetanol.

¿Qué es la “economía circular”?

La economía circular es una noción económica que se interrelaciona con la sostenibilidad para que el valor de los productos, los materiales y los recursos (agua, energía, y demás recursos naturales utilizados) perduren en la economía durante el mayor tiempo posible minimizando la generación de residuos. Supone la reutilización, reparación y reciclado de diferentes materiales y su valorización como última posibilidad de reutilizar como fuente de energía.
Se contrapone al concepto de economía lineal, caracterizado por la extracción, la fabricación, utilización y eliminación de residuos donde las responsabilidades de la generación de basura y residuos tóxicos se diluyen al amparo de la mirada cómplice de quienes debieran controlarlo. Sin embargo, mientras el sistema capitalista domine la lógica de producción, distribución, comercialización y consumo es esperable un creciente y acelerado deterioro ambiental. El calentamiento global y las catástrofes climáticas afectan todo el planeta. En ese escenario, la economía circular no pasa de una fachada encubridora.

El contraste entre lo que se declama y lo que se ejecuta muestra que el modelo circular no pasa de una fachada para encubrir las responsabilidades que la intendencia pasada y la actual tuvieron en el deterioro brutal de las condiciones ambientales y sanitarias de la población trabajadora. La única política ambiental llevada a cabo en el municipio es la de los centros verdes y reciclado, pero sólo hay 4 centros verdes en toda la ciudad. La recolección diferenciada de residuos, se desarrolla sobre la base de precarización laboral y de convenios con cartoneros que están híper explotados. Se trata de anuncios mediáticos con un presupuesto orientado a garantizar los negocios capitalistas y el ajuste.

Detrás de esto hay un intento de desarrollar áreas de producción dentro del éjido municipal, disfrazándolas de ambientalistas. En unos seis meses se va a instalar en Córdoba una planta de reciclado de desechos industriales. Otro tanto ocurre con el convenio entre la entre municipalidad y EPEC para la producción de biocombustible, que ya ha sido denunciado por el movimiento ambiental.

La salida es obrera y popular

El gobierno municipal se pretende pintar de verde, pero la contaminación ambiental hace estragos en la ciudad. Para graficar en detalle lo señalado, Cintia Frencia, junto a vecinxs y organizaciones ambientales realizará un “toxi tour” por Córdoba capital, que dará cuenta del daño al ambiente y presentará un programa de salida.

Para salir de la estafa mediática de la economía circular es necesario superar a quienes pretenden polarizar desde ambos bandos de la grieta, para abrir un curso de intervención que coloque a los que luchan en defensa genuina del ambiente y contra la precarización laboral a la cabeza de una nueva orientación social. Eso sólo puede venir de la mano de una lucha en las calles y en el parlamento. La derogación del ordenamiento urbano votado por peronistas y macristas al servicio de los capitalistas como pretende el proyecto presentado por Cintia Frencia, es un paso en ese sentido. También lo es la estatización bajo control obrero de empresas, como aspectos centrales de una planificación productiva sobre nuevas bases sociales.
Más allá de los discursos de ocasión realizados en la mencionada cumbre, la realidad es que los intereses capitalistas a los que favorecen quienes gobiernan chocan con la posibilidad efectiva de impedir la contaminación. Por eso, cada voto a la lista Obrera y Popular del Partido Obrero en el FIT-U, encabezada por Soledad Díaz, y Emanuel Berardo, son un refuerzo a la perspectiva de defensa del ambiente.

También te puede interesar:

El juicio se realizaría en el primer semestre del 2022. Se lxs acusa de “usurpación por despojo”.
El PJ local acompaña el giro derechista del kirchnerismo e impulsa un proyecto que impone multas a quienes protestan.
Una verdadera "zona de sacrificio" ambiental y sanitario.
Lo señaló Cintia Frencia, la concejala por el Partido Obrero en FIT presentó una salida a la crisis del transporte.