30/11/2020

Cruz del Eje: autoconvocatoria de vecinos para rechazar el negociado con la basura

El jueves 26 de noviembre de 2020, el Concejo Deliberante de Cruz del Eje aprobó a puertas cerradas y sin participación popular una propuesta destinada a colocar al departamento provincial a la cabeza de la recepción de los residuos sólidos urbanos de las diferentes localidades que lo integran. Utilizando un eufemismo, se pretende pintar de verde un negociado que implicará incrementar el pasivo que ya acumula la región.

El llamado «Polo Ambiental” habilitaría convenios con municipios y comunas de la región para acopiar la basura, sin que hasta aquí exista un tratamiento de residuos locales. En efecto, la ciudad de Cruz del Eje se encuentra invadida por basurales barriales a cielo abierto como consecuencia del deficiente servicio de recolección y tratamiento de basura, limitado a algunos sectores de la población; esa situación deteriora la calidad de vida y la salud de los vecinos y es fuente permanente de incendios intencionales que se producen para reducir el volumen ante la falta de tratamiento efectivo de los desechos sólidos. Sobran informes y registros de los efectos negativos que desatan estos negocios hechos entre gallos y media noche, que descaradamente los pintan de sustentables. La prioridad es la rentabilidad no el ambiente.

El hermetismo y la celeridad del Concejo fue tomada como una medida más de avasallamiento a las necesidades de los vecinos, porque se aprueba una medida que involucra el futuro de la ciudad sin informar, dialogar ni debatir con los ciudadanos.

Por eso el viernes un importante número de vecinos autoconvocados se reunieron en la rotonda de entrada a la Ciudad de Cruz del Eje, por Ruta Nacional 38, para debatir sobre lo sucedido y organizar diferentes medidas de rechazo, que incluyen la presentación de una denuncia penal en relación a la disposición del municipio de contratar a la empresa Imacor S.A.S. que, con fecha 16 de octubre de 2020 «el señor intendente municipal de la Ciudad de Cruz del Eje, Sr. Claudio Farías dictó el decreto N°0324 por medio del cual habría aprobado un contrato celebrado entre la Municipalidad y esta empresa para que se haga cargo de la recepción de residuos provenientes de distintas localidades que hayan firmado convenio con el gobierno de Cruz del Eje». Esta decisión totalitaria de las autoridades municipales le da la espalda a los diferentes pedidos de informes que con anterioridad presentaron agrupaciones ambientalistas locales para el tratamiento público de este tema. Cabe acotar que los municipios y comunas que depositen sus residuos para disposición final deberán abonar el canon establecido a través de contrato aprobado, autorizando por medio de las respectivas ordenanzas locales al Ministerio de Finanzas de la Provincia a realizar la retención del 4% de lo que cada uno de ellos perciba en el concepto de coparticipación provincial.

La documentación presentada adolece del más mínimo estudio técnico y de impacto ambiental. En agosto 2020, esta empresa presenta una propuesta para la operación y control del predio donde actualmente se disponen los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) de Cruz del Eje. Más una propuesta para la construcción de un Centro de Tratamiento y Reciclaje de los RSU. Violentando toda normativa existente y sin exhibir los anexos del proyecto que explicarían qué tipos de residuos irían a la planta y cuál sería la intervención de cada una de las partes adherentes, se sanciona esta ordenanza.

Es un proyecto financiado por el Banco Mundial; éste y el BID financian el 65% de Ambiente de Argentina, declarado por Juan Cabandié en la primera sesión del Senado del 2020. Denunciamos que en realidad lo que se están financiando son las ganancias del Grupo Teva al cual pertenece Imacor.

Cruz del Eje, punto importante del norte cordobés ha sido destinataria a lo largo de su historia de diferentes medidas provinciales que acentúan su estado de emergencia socio económica: desde el cierre de los talleres ferroviarios, la caída de la producción agropecuaria por falta de inversiones hasta políticas de respaldo y sostenimiento; las promesas de polos informáticos y fábricas que nunca llegaron y el cierre de las que ya existían. Es más conocida por ser sede de un establecimiento penitenciario provincial que por su riqueza, y este estigma se profundiza con la pretensión de crear un «Polo Ambiental» en un gobierno que ha favorecido el deterioro del ambiente a manos de los especuladores inmobiliarios, como ha quedado claro con las más de 300.000 hectáreas de bosque nativo incendiado.

Sin lugar a dudas, las deficientes políticas provinciales ambientales tienen su impacto negativo en cada localidad de nuestro departamento y el negociado se hace cada día más evidente. Cruz del Eje necesita la inversión en producciones sustentables, que devuelvan dignidad a sus ciudadanos y no ser siempre la alfombra bajo la cual se esconde la basura en una provincia que niega su potencial y se empecina en destinarla a un futuro incierto.

Desde Tribuna Ambiental acompañamos a las y los vecinos que se organizan para frenar este deterioro y exigimos una investigación que desmantele el negociado de la basura que se pretende desarrollar en Cruz del Eje. Este lunes iremos a las Tribunales de Cruz del Eje a presentar un recurso de amparo. Convocamos a todos los vecinos y organizaciones a que se presenten o adhieran con sus firmas.

 

 

En esta nota

También te puede interesar: