24/08/2021

Ensenada: protegidos por Kicillof y Mario Secco, Copetro contamina y mata

La vida que queremos es la que nos niegan los capitalistas y los gobiernos.

Mientras el Organismo Para el Desarrollo Sustentable (OPDS) de la provincia de Buenos Aires minimiza la constante lluvia de hollín provocada por la planta Copetro de Ensenada, los vecinos de Barrio Campamento sufren la contaminación del carbón de coque que envenena y agrava la crisis sanitaria. El municipio ensenadense ocupa los primeros puestos en las ciudades más contaminadas del país, así como se ubica entre los que tienen mayor cantidad de afecciones respiratorias entre sus habitantes gracias a las empresas que componen el polo petroquímico y otras industrias contaminantes del distrito.

Para la OPDS se trataría de una “lluvia normal”, lo que habla de una impunidad que arranca desde la cabeza misma del Estado provincial. Todos los gobiernos, incluidos el gobernador Axel Kicillof y el intendente Mario Secco, han encubierto a la multinacional Oxbow Copetro. Esta empresa de origen norteamericano se radicó en Ensenada en 1978 bajo la dictadura de Videla, decretazo militar de por medio. Desde el vamos Copetro violó todas las condiciones sanitarias y legales, porque siendo una empresa de categoría 3 (peligrosa por sus emanaciones) jamás podría haberse establecido en una zona urbana consolidada.

Desde Videla en adelante, y bajo los distintos gobiernos de Alfonsín, Menem, la Alianza, Duhalde, el kirchnerismo, Macri y ahora los Fernández, la continuidad de Copetro fungió como una cuestión de Estado; de los gobiernos bonaerenses y los municipios peronistas y radicales de Ensenada y Berisso. Ni los “nacionales y populares” ni los “neoliberales” pueden aducir desconocimiento, porque en estos cuarenta años la movilización y las denuncias contra esta empresa han sido permanentes. La Asamblea de Vecinos Contaminados, que ocupa un lugar de vanguardia en la lucha ambiental, sintetizó los resultados devastadores de la planta de Copetro con una frase que está presente en todas las acciones: “Copetro contamina y mata”.

Está comprobado que el envenenamiento de la población es gravísimo, porque la lluvia de los residuos de carbón de coque tiene metales pesados que son a su vez cancerígenos. La patronal ha hecho una ficción de controles para la tribuna y el disimulo, amparada por las burocracias sindicales y las centrales entregadoras. En el gobierno desde el 2003, y con cuatro mandatos consecutivos, el kirchnerista Mario Secco es un custodio oficial de los intereses de la multinacional. No debería llamar la atención de parte de quien ha jugado las fichas de privatización del Astillero Río Santiago y su reconversión en una “sociedad de Estado” abierta al capital y los armadores privados. El Frente de Izquierda – Unidad de Ensenada, que encabeza Oscar “el Negro” Maidana del Partido Obrero, apoya en contraposición de manera incondicional la lucha de la Asamblea de Vecinos Contaminados y une el rechazo a la depredación ambiental con la denuncia política de las patronales y la impunidad del Estado.

A la desidia criminal de la clase capitalista, responsable de la destrucción ambiental, el FIT-U le opone la formación de comités de seguridad e higiene por lugares de trabajo y en cada barrio bajo control de los trabajadores y los vecinos. Enfrentemos con la izquierda a un régimen social y político de contaminadores seriales. Copetro mata, el capitalismo mata. Tenemos que gobernar los trabajadores.

También te puede interesar:

En CABA movilizamos a las 16hs de Congreso a Plaza de Mayo junto a la Coordinadora de Estudiantes de Base.
Redoblemos esfuerzos de cara a las elecciones generales para concluir una gran votación.
Llevan más de 8 años con contratos verbales y temporarios y se les vulneran los derechos laborales más elementales.