18/08/2020

La depredación de los humedales de la Reserva Natural de Pilar

Los ecocidios que se han profundizado con la complicidad de los gobiernos.
Cuerpo de Guardaparques Reserva Natural de Pilar.

Mientras el Estado sigue sin dar respuesta a la quema de las Islas del Delta, el mismo avance sobre los humedales se vive en zonas aledañas a la Reserva Natural de Pilar para generar pastos más apetecibles para el ganado o rellenarlo para la construcción de viviendas, usualmente barrios cerrados apostando así a la especulación inmobiliaria.

Esto se suma a la contaminación por los efluentes industriales del Parque Industrial de Pilar o los residuos domiciliarios provenientes de basurales clandestinos o de familias obligadas a asentarse en estos valles de inundación por la carencia de viviendas.

La degradación y pérdida de este ambiente no solo afecta la biodiversidad sino también los medios de subsistencia humana y exacerba la pobreza, en particular de sectores de la sociedad en mayor situación de vulnerabilidad. Dado el desinterés de los gobiernos no se reconoce su importancia de valor ecosistémico, estratégico para la producción de condiciones de calidad de vida de las poblaciones que están alojadas en su entorno. Argentina atraviesa un proceso de destrucción creciente de sus humedales.

Desde el Cuerpo de Guardaparques de la Reserva consideramos que es importante que se reconozca el valor de estos ambientes por todos sus beneficios ecosistémicos. Sea funcionando como supermercados biológicos, proporcionando productos y medios de vida sostenibles y una rica diversidad biológica. Aproximadamente el 40% de las especies del mundo habita o se cría en humedales. También funcionan como esponjas naturales, por su capacidad de amortiguar fenómenos naturales como inundaciones o sequías permitiendo la recarga de las napas freáticas.

Es el ecosistema que almacena más carbono, lo que lo hace el primer aliado contra la mitigación y adaptación al cambio climático. Es preciso tomar conciencia e instalar la importancia de que se los considere bienes comunes para la sociedad y nuestra responsabilidad de protegerlos y conservarlos en función del interés colectivo. Los humedales en Argentina ocupan 21% de su superficie.  Por eso consideramos que la educación ambiental y la concientización son herramientas clave para afrontar estas problemática

Por todo lo expuesto anteriormente y por el enorme valor biológico, ecológico, cultural y social que tiene este ambiente, apoyamos la iniciativa de  Tribuna Ambiental de impulsar una campaña por la sanción de una ley para la protección de los humedales, que preserve realmente estos ambientes ya que los proyectos presentados de los bloques patronales (como el de Leonardo Grosso o el de Graciela Caamaño) no dan una respuesta verdadera a estas problemáticas.