25/05/2021

“La depredación no presenta grietas entre gobiernos nacionales y provinciales”

Charla debate "Las mujeres y la lucha contra la megaminería", hacia el II Congreso Nacional del Plenario de Trabajadoras.

En el marco de la convocatoria al segundo Congreso Nacional del Plenario de Trabajadoras, Tribuna Ambiental realizó el viernes 21 una charla debate con destacadas luchadoras contra la megaminería en distintos puntos del país. En el panel, moderado por Soledad Sosa, estuvieron presentes las mendocinas Graciela Hermoso y Nora Moyano, Gloria Sáez de Chubut y Ailén Saracho Diamante de Andalgalá.

“En el contexto que nos convoca, el de la lucha contra esta práctica extractivista, vemos que la depredación no presenta grietas entre gobiernos nacionales y provinciales. A toda costa están buscando nuevos recursos, nuevos fondos para poder pagar deudas externas usurarias y poder llevar adelante estos planes capitalistas que nos encuentra con una Latinoamérica rebelada y enfrentando en todos los países esos intentos, y, en nuestro país, quienes participan de esta charla son ejemplo de esa resistencia” fue parte de la introducción que con el que abría el zoom Soledad.

Gloria, militante del Partido Obrero, dirigente del Plenario de Trabajadoras y abogada explicó la larga tradición de lucha en su provincia, más de 18 años contra los intentos de gobierno tras gobierno de desembarcar la megaminería. Pero, gracias a las masivas acciones populares se ha logrado frenar. Remarcó que ante la última estafa legislativa que implica el rechazo al tratamiento de la iniciativa popular, las mismas compañeras que se organizan en la Multisectorial de Mujeres por la IVE formaron parte de los cortes de ruta en esta lucha, enfrentando incluso con el piquete a las fuerzas represivas de Arcioni y la patota sindical camionera. Las une la lucha imparable desde hace tres años contra un ajuste brutal en las condiciones laborales y atrasos salariales, de vaciamiento de reparticiones y la falta de empleo, atravesado por la violencia de género y femicidios. Explicó que, entre las mujeres, hay reservas de lucha y que hay que ir por la unificación de todas ellas.

Mientras que Ailén, una joven militante del PO detenida sin causa mientras defendía el Aconquija contra MARA, aportó la importancia de estar organizadas, como las Mujeres del Silencio, que vienen trabajando desde febrero del 2010 en instancias de haber sufrido una brutal represión sus propios familiares en lucha contra esta forma de producción. Se reagruparon y procedieron con múltiples acciones hace un mes cuando encarcelaron a los 12 compañeros. Explica que las mujeres organizadas, como las del Polo Obrero, dan batalla permanente contra la iglesia –la tarde de su detención, Ailén había estado participando en una acción contra curas abusadores- contra el Estado, que garantiza estos emprendimientos saqueadores y de pobreza certificada, utilizando a discreción los recursos de la justicia y contra el aparato policial, el brazo armado de los gobiernos.

A su tiempo, Graciela, socióloga y docente, que participa en asambleas por el agua pura, aportó su experiencia. Resaltó la lucha de las mujeres contra esta práctica en todos los territorios. Esta lucha, en particular en Mendoza, dio sus primeros pasos por el 2004 con la sanción de la 7.722, llamada ley guardiana del agua. En 2018 se pretendió modificarla, pero un asestado golpe de organización le dio revés en 2019. Transmitió que la lucha no es una resistencia a secas, la considera como una orientación de sentido a la vida y en ese sentido existen horizontes emancipadores, donde en este camino y la suma de otras luchas se alcanzará un espacio donde se respeten algunos principios, se recuperen saberes ancestrales y se atienda a las experiencias adquiridas en las propias luchas, sobre todo para llegar a un panorama posextractivista. Máxime cuando estamos ante una alianza de tipo económica y una crisis que no solo es hídrica, sino una profunda situación de crisis cultural, política y social, donde la propuesta no es un modelo de producción sino de despojo, hacia los cuerpos, la naturaleza, las relaciones sociales. Alertó sobre la dictadura mediática, una distorsión comunicacional, para instalar la megaminería como único camino posible, donde el Estado se retrae de sus funciones y entonces avanza el poder extractivo en cuestiones laborales, asistenciales o productivas. Se pretende una licencia social que no existe.

Nora, docente jubilada pero activa en asambleas socioambientales, de trayectoria de lucha en el ámbito universitario, desde Las Heras comenzó solidarizándose con Soledad Sosa por la persecución laboral hacia su persona en el Poder Judicial de Mendoza, para luego exclamar: “El Aconquija no se toca y la meseta no es zona de sacrificio”. Destacó que el extractivismo es intrínseco al capitalismo que avanza sobre la clase obrera y las grandes mayorías populares, destruyendo la biodiversidad. Por lo tanto, la salida no pasa por reformar el capitalismo puesto que este modo de producción no puede continuar. Ninguna ley ambiental vigente se cumple, por eso se organizan en defensa del agua.

Luego de una primera intervención de las panelistas tomó la palabra Vanina Biassi, dirigente nacional del Plenario de Trabajadoras en el Partido Obrero, reforzando la importancia de estas históricas luchas, más cuando nos encontramos enfrentando un gobierno que tomó una decisión muy seria: canalizar todo un pretendido desarrollo económico a través de otorgar licencia a la megaminería en el país, sin licencia a partir de la sociedad, sino que otorgada por el Estado. Convocó a la participación al segundo Congreso del PdT, indicando que tendrá un alto contenido de género, de las reivindicaciones de las mujeres y de clase porque estarán presentes las mujeres de la clase trabajadora que padecen todo tipo de atropellos bajo este régimen social. Remarcó que con las intervenciones que la antecedieron es posible concluir para quién actúa el poder del Estado.

En una siguiente ronda en respuesta a las preguntas del chat sobre Mercosur y conflicto social, Gloria explicó que en la región todos los gobiernos se ajustan a las consignas del FMI y los pueblos responden con levantamientos para terminar con este sistema, con organización independiente, con los métodos de la lucha de los trabajadores. Graciela planteó que hay una retracción en todo lo referido a una participación de tipo regional, en cuanto a que el Mercosur es ubicado en un segundo lugar respecto los acuerdos transnacionales, permitiendo negocios de forma individual y no ya como bloque. Cuestionó una revisión de los mecanismos de participación y aseguró que la salida la van a construir las organizaciones sociales y no las instituciones establecidas. Nora agregó que hay que observar el reguero de luchas en la región, de pueblos campesinos y originarios, donde esta lucha trasciende fronteras.

En general las panelistas acordaron que esta propia situación pandémica que atravesamos es producto de la forma de producción global, y, en particular, que Argentina arrastra una deuda impagable desde hace décadas y lo que se pone en garantía de pagos son los propios recursos, por eso siempre decimos que debe ser estudiada, auditada. El vaciamiento en salud y en educación, la precarización laboral, las condiciones generales de vida se agravan con estas decisiones políticas de todos los gobiernos, bancados por las burocracias sindicales que contribuyen a la fragmentación de las luchas. En ese sentido, llamaron a unificar con un frente único, y, desde el chat, se convocó al movimiento de desocupados a sumarse a estas luchas en defensa del ambiente. La necesidad de conformar un Consejo Autónomo de Mujeres independiente del Estado, fue una propuesta que no estuvo ausente.

Bajo un sistema que depreda el ambiente en pos de maximizar las ganancias de los capitalistas se hace preciso organizarnos en una lucha de clase que nos conduzca hacia una verdadera salida.

Te convocamos a participar activamente estos 26 y 27 en los debates de las comisiones del Congreso del Plenario de Trabajadoras y asistir al cierre el 29 de mayo, donde las mujeres luchadoras tendremos un espacio para establecer un curso de acción independiente al Estado. Todo en formato virtual, inscribite.

 

 

 

También te puede interesar:

Los mismos emiten humo y cenizas severamente tóxicas.
Conclusiones y campañas del II Congreso Nacional del Plenario de Trabajadoras.
Marisa Rodríguez, mamá de Luna Ortiz, víctima de femicidio en 2017, dirigió unas palabras en el plenario de cierre del II Congreso Nacional del Plenario de Trabajadoras.
Gabriela Suppicich, delegada autoconvocada del Hospital Plottier, habló en el plenario de cierre del II Congreso Nacional del Plenario de Trabajadoras.
Virginia Villanueva, candidata a Diputada por el Partido Obrero en la provincia de Misiones, tomó la palabra en el plenario de cierre del II Congreso Nacional del Plenario de Trabajadoras.