10/11/2020

La jornada ambiental del 9/11 en Salta

En el marco de las acciones en todo el país contra el acuerdo porcino con China.

En Salta, como en todo el país, participamos junto a otras organizaciones ambientales, animalistas y antiespecistas en el marco de la jornada nacional de lucha en defensa del ambiente. La jornada contó con una movilización por el centro de la ciudad y un acto con artistas frente a la Legislatura, enfatizando en el repudio ante la pretensión del gobierno nacional de aprobar el acuerdo porcino con China.

La movilización fue una tribuna de denuncia sobre las terribles consecuencias ambientales y sanitarias que generarían la radicación en la provincia de estas granjas industriales de cerdos, pues implica un gran hacinamiento de animales, tendiendo a la generación de nuevas enfermedades y nuevas pandemias. También se destacó el enorme consumo de aproximadamente 6.000 litros de agua por kilogramo de carne que consume esta forma de producción, y la contaminación del suelo, el aire y el agua por los desechos generados.

En el acto hicieron uso de la palabra las distintas organizaciones convocantes. Pablo López por Tribuna Ambiental y el Partido Obrero, denunció además las quemas, la deforestación y la minería a cielo abierto, que forman parte de los negociados capitalistas a costa del ambiente, los animales y los trabajadores.

Asimismo, polemizó con el discurso de que ello genera desarrollo y que es una salida económica para la provincia, como evoca el gobernador Gustavo Sáenz,para defender a las empresas mineras -para las cuales ha enviado una nueva ley de regalías mineras que consagra el miserable gravamen del 3% del costo del mineral en boca de mina. López destacó también la lucha de los mineros despedidos de la primera mina a cielo abierto de la provincia. También denunció que el gobernador salteño flexibiliza las exigencias para los desmontes a favor de los terratenientes y la especulación inmobiliaria. En la práctica, todas estas empresas sólo significan más saqueo, contaminación y precarización laboral.

En la provincia tenemos dos grandes ejes por los cuales debemos seguir luchando; son el caso de la planta Nitratos Austin ubicada en El Galpón, y Agrotécnica Fueguina en la ciudad de Salta. La primera fabricará explosivos de nitrato de amonio en cantidades superiores a la que provocó la explosión en Beirut -que se cobró la vida de cientos de personas y dejó miles de heridos-; por eso debemos decir «Fuera Austin de Salta».

La segunda, por decisión de la intendenta Betina Romero que le dió nuevamente la concesión de recolección y disposición final de residuos, va a seguir contaminando el agua de un río cuya cuenca supera los límites políticos de Salta, y llevándose una cuarta parte del presupuesto del municipio; produciendo enfermedades a pobladores salteños y de provincias vecinas.

Es por estas razones que decimos que estamos ante un régimen de depredadores del ambiente, a medida de las exigencias del FMI, que viene a imponer un enorme ajuste a los trabajadores. Es para terminar con este régimen que tenemos que organizarnos y luchar por la defensa de nuestros bosques nativos, contra los atropellos a las comunidades originarias, contra la especulación inmobiliaria, por la nacionalización de la gran propiedad agraria, de los recursos naturales y del comercio exterior, para poner la producción en servicio de las necesidades del pueblo y no en favor de los negocios capitalistas a costa de los trabajadores y el ambiente.