20/01/2021

La Plata: autoconvocados se movilizan para frenar construcción de antena de Telecom

El 12 de enero pasado, les vecines de la localidad de Ignacio Correas, un pueblo semirural ubicado en la zona sur del Partido de La Plata de aproximadamente 300 habitantes, se desayunaron con el inicio de una obra en construcción para instalar una antena de 50 metros de telecomunicaciones del pulpo Telecom Argentina S.A., en medio de una zona de numerosas viviendas.

Las antenas de telefonía producen contaminación electromagnética y radiaciones no ionizantes (RNI) que pueden producir cefaleas, insomnio, alteraciones del comportamiento, depresión, ansiedad, leucemia infantil, cáncer, alergias, entre muchas otras enfermedades (Organización Mundial de la Salud, OMS). Más aún, según el estudio «Proyecto Reflex» de la Unión Europea, las ondas electromagnéticas de la telefonía móvil producen incluso alteraciones en el ADN. Lo propio señala una investigación sobre la regulación ambiental de las telecomunicaciones de la Universidad Nacional de General Sarmiento hecho recientemente en el año 2016.

Para el intendente Julio Garro está todo bien

Los vecinos autoconvocados se presentaron en la intendencia con su reclamo. Desvalorizando todos los efectos que producen las ondas de telefonía, en la intendencia recibieron como respuesta que si bien el trámite para la construcción aún está incompleto, «por los detalles señalados en el expediente se descarta que el proyecto cuadra perfectamente con la ordenanza» (El Día, 19/01).

Pero el expediente carece de estudio de prefactibilidad, de impacto ambiental (conjunto de estudios técnicos que deben ser abiertos a la participación de les vecines) y de aprobación en el Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable (OPDS) de la provincia de Buenos Aires, al tiempo que no se verifica si cumple con todas las normativas establecidas para la instalación de estructuras de soportes de antenas de sistemas radioeléctricos, de acuerdo a la ordenanza platense número 11.667, máxime cuando en el contrato de esta antena se establece que puede ser subalquilada al resto de los pulpos de telecomunicaciones (Claro, Movistar y Personal).

La movilización de los vecinos

Al revés de la cerrada actitud de la intendencia de Julio Garro, les vecines declararon que «no estamos en contra de la instalación de la antena en Ignacio Correas, que seguramente traerá una mejor conectividad, sino que queremos que sea instalada en otro lugar, en el cual no haya familias asentadas y que no afecte el ecosistema natural» (Ídem). Además, es importante destacar que la región tiene como valor natural a defender el humedal «Arroyo El Pescado», que es un área protegida por ley provincial 12.247.

La movilización de les vecines y los reclamos llegaron también al citado organismo OPDS, que obligó a funcionarios de esa área a inspeccionar la obra de construcción de la antena. Según señalan les vecines, el funcionario actuante les adelantó que la instalación es completamente irregular, pero hasta que no exista un despacho de ese organismo provincial, la obra proseguirá. Ante esta realidad, los pobladores de Ignacio Correas se mantienen en alerta y movilización hasta conquistar la relocalización de la torre en una zona rural que no afecte ninguno de los aspectos señalados.

Avanzada nacional de las telefónicas contra el medio ambiente

Ignacio Correas es un botón de muestra. Según la ONG «Alheteia por la Vida», vinculada a la defensa del ambiente y particularmente de los efectos producidos por las instalaciones destinadas a la telefonía, «desde que irrumpió el coronavirus y con las restricciones de movilidad social, se produjo en la región y en el país una invasión de antenas, lo que resulta por demás llamativo» (Ídem).

Desde Tribuna Ambiental nos sumamos a la lucha de les vecines de Ignacio Correas en defensa del derecho por el ambiente y por la salud, y reclamamos a la intendencia de Cambiemos y a la gobernación del Frente de Todos la satisfacción de sus reclamos.

 

 

También te puede interesar:

Cerca de una decena de escuelas se manifestaron ante funcionarios y el presidente del Consejo.
Estuvo cumpliendo sus funciones "presenciales" desde principios de febrero. No recibió la vacuna.
La empresa Swiss Just desvinculó a 52 trabajadores a través de Zoom.
Marchamos al Municipio por asistencia a los comedores, aumento de los programas sociales, trabajo genuino, entre otros reclamos.