25/11/2020
DESASTRE AMBIENTAL

La Plata: toda la región sin agua por contaminación del Río de la Plata

El lunes nos encontramos con una grave situación sanitaria. Tres ciudades de la región (La Plata, Berisso y Ensenada) estaban sin agua y con 30 grados de temperatura. En el contexto de pandemia, no se están garantizando servicios básicos como el agua potable a la población. En los últimos 40 años no se ha invertido un sólo peso en infraestructura. Hoy, frente a un evento que consideran «extraordinario», Absa respondió: «estamos esperando que el viento cambie y lleguen las lluvias».

Los vecinos y vecinas de la ciudad descargan sus quejas en las redes sociales, ya que se pagan impuestos altísimos por un servicio que hace años es deficiente y llevamos varios veranos con innumerables cortes agua y luz. En muchos barrios de la región ni siquiera está el suministro.

No es un corte más, peligra la salud de la población

Como si fuera poco aparecen las cianobacterias, las cuales han estado en el planeta desde tiempos remotos; de hecho, son las primeras en obtener oxígeno en presencia de luz. Existen miles de especies viviendo en todo tipo de ambientes. Algunas forman parte del fitoplancton que en condiciones favorables pueden reproducirse exponencialmente. Son las llamadas floraciones que se reproducen en presencia de nitrógeno, fósforo, altas temperaturas, poca profundidad de las aguas y gran concentración de materia orgánica, las cuales en alta densidad de población se pueden ver en color verde intenso. Entre ellas se encuentra Microcystis aeruginosa, una cianobacteria que frecuentemente produce floraciones durante el verano en sitios que acumulan muchos nutrientes. Sólo algunas especies tienen la particularidad de producir neurotoxinas, que afectan el sistema nervioso, y las hepatotóxicas, que en altas dosis pueden producir hemorragias hepáticas. Por lo tanto, son peligrosas para la población.

Este fenómeno no es local, sino que viene bajando desde el alto Paraná hace ya más de dos meses. Por lo tanto, se trata de una situación previsible. Para resolver la circunstancia, Absa podría haber realizado perforaciones al Puelche (la fuente de agua subterránea) para no dejar a la población sin el servicio e invertir en filtros de carbono como los usados en Montevideo en el año 2013, cuando los uruguayos atravesaron una situación similar. Así también es fundamental el monitoreo constante del grado de toxicidad, ya que cambia según la genética y las condiciones ambientales. El gobierno de la provincia de Buenos Aires, los intendentes y Absa debería hacer muestreo y estudio constante del grado de toxicidad y una política activa para evitar todo tipo de exposición al agua contaminada tanto de humanos como de animales. Por supuesto, nada de esto ha sido implementado

¿Falta de agua?

Las políticas de la región del delta del Paraná han vaciado el río en estos últimos 50 años. Es el resultado de la corrupción y los meganegocios en beneficios de muy pocos a costa de la población, como la privatización del Delta para arroz y soja y un extractivismo cada día más feroz para obtener los dólares para pagar la deuda externa.

Los desmontes y las quemas traen el inevitable lavado de suelos que arrastran a los ríos los altos contaminantes de los agrotóxicos, como elementos nitrogenados y fosforados. Sin agua y con altas temperaturas (causa directa de la depredación capitalista que azota al planeta en su totalidad) se produce la combinación perfecta para el desenvolvimiento de las condiciones ambientales para la floración de las cianobacterias

A todo este panorama le sumamos la falta de inversión del gobierno nacional y de los gobiernos provinciales y municipales en redes de cloacas con tratamiento de las aguas servidas, ya que hoy se vuelcan a los ríos y arroyos sin tratamiento previo. Esto implica toneladas de materia fecal que se concentran en ríos como el del Río de la Plata.

Los colapsos que se avecinan no serán «eventos extraordinarios», sino que serán cotidianos si no se cambia el rumbo de estas políticas destructivas del ambiente y de los seres vivos que habitamos este planeta.

La defensa del agua y del ambiente requieren de la intervención de los trabajadores

Desde Tribuna Ambiental exigimos al gobierno provincial el suministro de agua potable a toda la región, la realización de análisis inmediatos de la toxicidad de las aguas bajo el control de las asambleas ambientales y de los trabajadores de La Plata, Berisso y Ensenada y las inversiones ya de nuevos filtros para la purificación de las aguas.

En segundo lugar, se coloca a la orden del día poner en funcionamiento -también bajo control de los vecinos y trabajadores de la región- la planta de tratamiento de aguas servidas, la Estación Depuradora de Aguas Residuales ubicada en Berisso, inactiva por roturas desde hace 40 años, y la construcción de todas las obras de saneamiento necesarias.

Planta potabilizadora bajo control de los vecinos.

Estatización de Absa bajo control obrero y popular.

Apertura de los libros de la empresa.

Basta de desmontes, quemas y agronegocios.

Defensa del ambiente.

Por un manejo sustentable de los recursos.

No al pago de la deuda externa.

¡Ley de Humedales ya!