25/11/2020
Megaminería

La zonificación de Arcioni-Fernández entrega el Río Chubut y la provincia a las mineras

Todos los bloques políticos de la Legislatura operan a favor del saqueo.

El proyecto de ley de zonificación minera del gobierno de Mariano Arcioni, largamente mantenido en las sombras, tomó  finalmente estado público el martes 24, al ser ingresado en la Legislatura de Chubut. El proyecto abarca una gran extensión de la meseta, incluye parte de la cuenca del Río Chubut y tiene incorporado en su artículo 7 la posibilidad de extender aún más el área de saqueo.

La zonificación está dividida en cuatro zonas. La zona 1, intangible, es el Río Chubut. Eso significa que sobre el río no se puede desarrollar un emprendimiento minero. ¡Pero eso no evita que del río se extraiga agua y sobre él se viertan los contaminantes! La zona 2, cinco kilómetros linderos al río, ya puede ser sacrificable con determinados “estudios”. La 3 es algo más laxa y la 4 disponible el 100% para los pulpos megamineros.

Evidentemente, no solo está en juego el Proyecto Navidad (emprendimiento minero a cargo de la Pan American Silver) sino también las reservas de uranio y del resto del territorio, amenazando la única fuente de agua dulce de una gran parte de la provincia.

El proyecto de zonificación fue presentado al mismo tiempo que la Iniciativa Popular 2020, con más de 30.000 firmas del pueblo chubutense y acompañada con enormes movilizaciones en toda la provincia, con centro en la Legislatura en Rawson.

Las maniobras entre los bloques políticos ponen de manifiesto que hay un pacto, impulsado por Alberto Fernández y Arcioni, para hacer pasar la rechazada zonificación. Todas las fuerzas patronales adoptaron la típica estrategia de dejar la votación librada a la “voluntad individual de cada diputado”. Gracias a ello integrantes de Chubut al Frente, del interbloque de Sastre-Maderna, del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio avalaron que el proyecto se trate en una sola comisión -que tiene mayoría de diputados promineros-, permitiendo que el dictamen pueda salir de forma exprés y sin modificaciones, para llevarlo a sesión el jueves 26.

La Iniciativa Popular, en cambio, fue mandada a dos comisiones. Pero por fuera de las maniobras en el Parlamento, miles de personas ganaron las calles en Rawson, Esquel, Puerto Madryn, Comodoro Rivadavia, entre otros puntos de la provincia, poniendo de relieve el rechazo generalizado de la población. Becaries, docentes, trabajadores de la salud, entre un larguísimo listado de sectores, se pronunciaron contra esta avanzada en función de los intereses de los pulpos mineros.

El lobby minero ha destinado cuantiosos recursos para buscar la pasividad del movimiento obrero, comprando a las burocracias de la Uocra, de petroleros, de Luz y Fuerza. A partir de la presión de sus bases, las CTA convocaron al paro, pero estas conducciones que se declaman antimineras movilizan a cuentagotas. No impulsan una verdadera deliberación para ganar a todos los sectores de trabajadores contra la política de saqueo y ajuste.

Impulsemos acciones simultáneas en toda la provincia, con cortes de ruta y una gran movilización a Rawson, hasta que la lucha popular imponga la IP 2020 y echemos a las mineras.

¡Fuera Arcioni y todo el régimen de saqueo y endeudamiento!

También te puede interesar:

Se reunieron en la Casa Rosada para destrabar la aprobación de la zonificación minera.
La precaria recomposición de las reservas del Banco Central se apoya en la parálisis industrial.
Sobre el presunto fin de la corrida cambiaria.
Un gobierno que anda a los tumbos.
Sobre las declaraciones del presidente en la promulgación del aborto legal y la lucha que tenemos por delante.