10/08/2006 | 958

Tafi Viejo: Asambleas populares contra la contaminación

Por Cecilia

Los vecinos de Tafí Viejo vienen reuniéndose en una asamblea popular y movilizándose contra la contaminación producida por las citrícolas.


Luego de la movilización a la citrícola Citromax, una nueva asamblea vecinal realizada el sábado 29, decidió, después de un largo debate, presentar un documento a la Municipalidad de Tafí Viejo, con el respaldo de una gran movilización de los vecinos.


Se aprobaron exigir el cese inmediato y definitivo de la contaminación, y que una comisión conformada por los propios vecinos controle todas las medidas implementadas desde la Municipalidad para erradicar los factores contaminantes.


El documento se denuncia a la arquitecta Zerpa, quien participó como representante del gobierno municipal, que en lugar de defender los intereses de los vecinos declaró que “los propios vecinos somos quienes contaminamos a Tafí”. Señalamos también que, “tal como está demostrado por la experiencia a nivel internacional, los grandes factores de destrucción ambiental son la explotación irracional de los grandes capitales, quienes en su lógica interna de lograr mayores beneficios, no invierten lo necesario para subsanar la contaminación inherente a su propia actividad. En consecuencia, somos los propios vecinos quienes tenemos que soportar la contaminación ambiental y ver afectada nuestra calidad de vida”.


En los próximos días, tenemos la siguiente tarea: reunirnos con los vecinos de aproximadamente diez barrios, para conformar una coordinadora de barrios movilizados. La idea es hacer extensiva la convocatoria para la movilización, no sólo a aquellos barrios afectados por Citromax, sino también a todos los barrios aledaños a las otras empresas citrícolas de Tafí. Una vez constituida la Coordinadora barrial, se fijará el día y la hora de la movilización.


Hasta ahora, el intendente se limitó a actuar como vocero de la empresa. Denunciamos el intento de la Municipalidad, a través de presiones y reuniones individuales que mantuvo con algunos vecinos, de dividir a la comisión de vecinos autoconvocados. El gobierno provincial, frente al impacto de nuestra lucha en la opinión pública, se limitó a poner una multa irrisoria a Citromax.


Tenemos que extender la organización popular independiente de los gobiernos (municipal y provincial) e ir a fondo con la movilización.

También te puede interesar: