06/01/2011 | 1162

Un contaminador y hombre de la patota al gabinete de Cristina

Mussi en "Medio Ambiente" no es un chiste en el día de los inocentes

El nombramiento de Juan José Mussi a cargo de la Secretaría de Medio Ambiente del gobierno nacional equivale a poner al zorro a cuidar el gallinero.

Es una provocación contra los vecinos y los movimientos ambientalistas de Berazategui, que vienen luchando contra el PCB cancerígeno y la instalación de la Subestación de Edesur en el casco céntrico de la ciudad.

Se trata de un represor de los vecinos que enfrentan a Edesur.

¡Han premiado a un agente de las privatizadas y de los pulpos energéticos que dejan sin luz a la población y extorsionan con los tarifazos!

Mussi impulsa la «intrusión» de la Reserva de Biósfera en el Parque Pereyra con una nueva traza de la Autopista, para beneficiar a las grandes corporaciones inmobiliarias que quieren quedarse con toda la costa desde Avellaneda, Quilmes y Berazategui hasta La Plata.

Mussi ha sellado también un pacto de impunidad con los contaminadores capitalistas que vuelcan sus desechos tóxicos e industriales en el arroyo Las Conchitas y en el Río de la Plata.

Por eso insiste también con instalar una «nueva Ceamse» en El Pato contra la voluntad de cientos de vecinos, que resisten este megabasurero y los curros que lo rodean.

Mussi dice que lo eligieron por «hacedor», ¿en beneficio de quién?

El Berazategui obrero es la contracara de los ‘countries’, pues faltan miles de viviendas para los trabajadores, y explotados por medio de las tercerizaciones y el trabajo en negro y precario en el parque industrial de Plátanos.

El alcance de este acuerdo

¿Qué pretende con esto el gobierno nacional?

Al gobierno de Cristina no le preocupa el medio ambiente (Mussi es, en realidad, el anti-medio ambiente), sino la alianza con los caciques del conurbano.

¿Qué van a decir ahora los concejales kirchneristas que denunciaron, en su momento, al propio Mussi como un infiltrado del duhaldismo?
Con Mussi en el gabinete, los «nacionales y populares» se han cargado también un salvavidas de plomo tan pesado como el pacto que tienen con los Pedraza y los Moyano.
¿O acaso Mussi no ha gobernado Berazategui amparando a todas las burocracias antiobreras, empezando por la cúpula del sindicato municipal y los matones del Vidrio y del Sindicato Papelero?

Mussi no se ha privado de nombrar a su hijo al frente de la Intendencia como garante de los negociados inmobiliarios.

En oposición a esta política capitalista y sus representantes, llamamos a levantar un programa y una organización contra la depredación ambiental y laboral.

En esta nota

También te puede interesar:

Con tan solo 32 camas de terapia en el Hospital Evita Pueblo para hacer frente al pico de contagios.
En medio de la pandemia, Edesur deja sin servicio a barrios enteros
Las atribuciones especiales a las fuerzas de seguridad de Berni y Kicillof.
Un trabajador perdió la vida cuando un bolsón de cuarzo cayó sobre él.