01/07/2021

Victoria popular: Tierra del Fuego prohíbe la instalación de salmoneras

La lucha del pueblo fueguino arranca una conquista histórica.

La Legislatura de Tierra del Fuego aprobó este miércoles 30 de junio un proyecto de ley de prohibición de la salmonicultura en las aguas jurisdiccionales de esta provincia. El mismo había sido presentado en el año 2019, a raíz de las movilizaciones populares en repudio al acuerdo que firmó la exgobernadora peronista Rosana Bertone con la agencia noruega Innovation, para los estudios de factibilidad en la instalación de plantas salmoneras. Si bien ese convenio no había prosperado, estaba latente un avance con el mismo.

Más allá de que la prohibición no es absoluta, la sanción de la normativa ya es considerada un hecho “histórico” (Infobae 30/6). La noticia tuvo una amplia repercusión internacional, convirtiendo a la Argentina en el primer país del mundo en legislar contra esta actividad altamente contaminante y nociva para los ecosistemas costeros. En Chile, especialmente, la aprobación de la ley fue muy festejada por numerosas organizaciones ambientales que pelean desde hace años contra la gran industria salmonera.

Una enorme lucha

La intención de establecer plantas de cultivos de salmones frente a Ushuaia generó una fuerte inquietud de sus habitantes, ya que no solo perjudicaría al ambiente sino que destrozaría al turismo, teniendo en cuenta que la isla recibe anualmente cientos de miles de visitantes del país y el extranjero y es una de sus principales actividades económicas y fuentes de empleo. Esto motivó la negativa de investigadores del Conicet, la Universidad Nacional de Tierra del Fuego y hasta de personalidades de la gastronomía como los reconocidos chefs Francis Mallman, Germán Martitegui y Narda Lepes.

La coronación de la votación por unanimidad del poder legislativo fueguino fue gracias a la persistente movilización popular, que ha redoblado los esfuerzos en los últimos meses y que precipitó, en menos de una semana, un dictamen favorable de comisión para ser votado en la sesión. Al contrario, si hubiera dependido del actual gobierno de Tierra del Fuego, encabezado por Gustavo Melella (Forja, radicales K), esto no se habría concretado; ya que desde que asumió evitó avanzar con cualquier medida real por su prohibición.

Una victoria que incentiva a Chile

Este triunfo del pueblo fueguino es un impulso a la lucha contra las salmoneras en el país trasandino. En primer lugar, hay que insistir con la movilización para que definitivamente no se instalen plantas en las inmediaciones de Puerto Williams, que comparten el Canal Beagle, donde las salmoneras tuvieron que retirarse por la presión popular. La unidad binacional -entre el pueblo argentino y el pueblo chileno- es clave para este objetivo, como lo demostró la actividad realizada en mayo pasado, donde vecinos y organizaciones de Argentina y de Chile navegaron por el canal a modo de protesta. En segundo término, una cuestión importante es que también el tema se metió en el debate de la convención constituyente chilena, donde expertos y académicos recomendaron incorporar a la carta magna regulaciones sobre la salmonicultura. Es fundamental seguir de cerca como se desarrolla este proceso, donde la lucha popular contra las salmoneras tiene la capacidad de potenciar una definición en este sentido.

Esta victoria del pueblo de la provincia más austral de la Argentina es un refuerzo para el propio movimiento de lucha ambiental de nuestro país. Sigamos su ejemplo para las tareas que tenemos pendientes en defensa de los humedales, el mar, contra la megaminería, entre otras importantes causas ambientales. Denunciando a los gobiernos y a las patronales contaminadoras que depredan el ambiente, y, sobre todo, enfrentándolos tenazmente, como se ve, el pueblo tiene la capacidad de conquistar importantísimas victorias como esta.

También te puede interesar:

El ministro de Producción Matías Kulfas repudió la sanción de la ley que impide la salmonicultura.
Las poblaciones de Tierra del Fuego y de la región Magallanes de Chile enfrentan el intento de instalación de plantas de cultivos de peces.
Los precarizados del Programa de Entrenamiento Laboral, en acción.