17/12/2021

28 años del Santiagueñazo, la primera pueblada de los ’90

Abría el ciclo de levantamientos populares que culminaría en el Argentinazo.

El 16 y 17 de diciembre de 1993, en Santiago del Estero, una pueblada se llevó puesta la Casa de Gobierno, los Tribunales y la Legislatura provinciales y, enfrentando a las fuerzas represivas, también las lujosas casas de los funcionarios provinciales, ante una confiscación salarial sin precedentes. Con el “Santiagueñazo”, que puso fin al gobierno peronista de Carlos Mujica, se inauguró un ciclo de puebladas y rebeliones en distintas provincias que recorrería toda la década, con un ascenso de la movilización obrera y popular que derivó luego en el Argentinazo.

En una provincia donde el empleo público era predominante, el déficit fiscal de 1993 fue tal que en diciembre se adeudaban los salarios estatales por tres meses. La «salida» del gobernador Mujica y el menemismo fue una ley ómnibus que declaró en «disponibilidad» a todos los trabajadores estatales, despedía a quienes tuvieran menos de un año de antigüedad, y bajaba los salarios a los niveles de dos años atrás. La UCR apoyó la iniciativa en la Legislatura.

El 16 de diciembre en Santiago, luego de que los trabajadores de la salud cobraran el primer salario con los descuentos de la ley, hubo una hubo una enorme movilización de sectores en lucha en la Casa de Gobierno, que fue incendiada. Luego, los Tribunales, la Cámara de Diputados y las mansiones de distintos políticos -de ambos partidos. Los hechos se extendieron a localidades del interior.

El gobierno nacional, con el apoyo de los radicales y del Frepaso (que acababa de entrar al Congreso con la representación de Pino Solanas y Graciela Fernández Meijide), intervino la provincia con una represión brutal. El interventor fue Juan Schiaretti, entonces mano derecha de Cavallo y hoy gobernador de Córdoba.

PO N°409, 22 de diciembre de 1993

A partir de 1994, levantamiento similares se fueron sucediendo en Cutral Có – Plaza Huincul, en las localidades salteñas de Mosconi y Tartagal, y luego las provincias de La Rioja, Jujuy, Chaco, Tucumán y Entre Ríos, entre otras, serán escenario del surgimiento de las movilizaciones piqueteras, que empalmó con crecientes luchas del movimiento obrero y de los jubilados. Como caracterizamos desde el Partido Obrero al calor del proceso, el Santiagueñazo fue “el Cordobazo” de los ’90. Si el Cordobazo inició la debacle del gobierno de Onganía y abrió un período revolucionario; el Santiagueñazo abriría una tendencia que culminaría el 19 y 20 de diciembre de 2001 con el «que se vayan todos» frente a la Casa Rosada.

Casi tres décadas después de los sucesos de Santiago, y a punto de cumplirse 20 años del Argentinazo, con un ascendente movimiento piquetero y una Chubut sublevada contra la ofensiva megaminera para pagar la deuda, nuevamente ganemos las calles en todo el país contra el ajuste a los trabajadores y la entrega nacional al FMI.

También te puede interesar:

Luego de 20 años de lucha contra la impunidad, la Corte Suprema de Justicia rechazó un recurso presentado por la defensa del policía.
La necesidad de organizarse en la juventud sobrepasó los límites en la música en los años previos al Argentinazo. 
Se estrenó el film de Alejandro Bercovich y César González sobre el Argentinazo.
Se reivindicó “impulsar una nueva rebelión popular contra el régimen de ajuste y del FMI”.
Preparan las condiciones para la represión de la protesta social.