Aniversarios

21/6/2022

A 20 años

En Diputados, Romina Del Plá denunció que el de Maxi y Darío fue “un crimen de Estado”

Señaló que "la impunidad sigue vigente, porque los responsables políticos no han sido juzgados; son fuerzas que siguen gobernando".

La diputada del PO en el FIT-U en el recinto del Congreso.

A pocos días de cumplirse veinte años de la llamada “Masacre de Avellaneda”, cuando la represión policial contra las y los trabajadores desocupados que cortaban el Puente Pueyrredón terminó con la vida de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, Romina Del Plá intervino en la Cámara de Diputados denunciando que fue “un crimen de Estado que tenía como objetivo sacar de las calles al movimiento piquetero independiente, protagonista de una rebelión popular contra el gobierno que había dejado en bancarrota al país”.

“No podían permitir que los movimientos piqueteros independientes se siguieran movilizando, cueste lo que cueste. La Masacre de Avellaneda fue planificada por (el entonces presidente Eduardo) Duhalde, (el gobernado Felipe) Solá, por un Consejo de Seguridad comandado por peronistas y radicales. La represión fue perpetrada por la Bonaerense, coordinada con otras fuerzas federales; la Side fue clave en la infiltración en los movimientos”, sentenció la diputada del Partido Obrero en el Frente de Izquierda Unidad, en alusión la brutal represión que produjo más de 30 heridos, corridas y una caza de brujas por las inmediaciones de la exestación Avellaneda.

Del Plá agregó luego que “20 años después la impunidad sigue vigente, porque los responsables políticos no han sido juzgados, sino que han sido premiado con cargos. En esta impunidad hay un mensaje profundo: son fuerzas que siguen gobernando. Reclamamos la libertad de los presos políticos, el desprocesamiento de Copello y Chorolque, y el juicio y castigo a los responsables de la Masacre de Avellaneda”. Esto cuando los autores materiales del asesinato que fueron condenados, el excomisario Alfredo Fanchiotti y el excabo Alejandro Acosta, pidieron su libertad condicional.

Este 26 de junio será una ocasión para volver a reclamar por el enjuiciamiento y la cárcel para los autores materiales e intelectuales del asesinato de Maxi y Darío, y de la represión contra miles de desocupados. Será también una oportunidad para poner firmes los reclamos del movimiento piquetero que se planta contra el ajuste con movilizaciones masivas como la Marcha Federal, y se ha puesto a la cabeza de impulsar la acción común de todos los trabajadores ocupados y desocupados con un plan de lucha y un paro nacional.