Aniversarios

20/3/2021

Entrevista a Nora Biaggio: la organización de la docencia frente al golpe militar

Militancia obrera y golpe militar- a 45 años

Continuando con el ciclo de entrevistas de Prensa Obrera a 45 años del golpe militar de 1976, presentamos  esta entrevista a la compañera Nora Biaggio. La entrevistada fue en aquellos años una gran constructora en el gremio docente y cofundadora de Tribuna Docente, agrupación en este frente fundada por militantes de Política Obrera, antecesor del Partido Obrero, bajo la dictadura.

Nora coincide con otros entrevistados en darle un carácter central para enfrentar la  situación a la caracterización atinada del Partido Obrero sobre la preparación de un golpe de Estado que precedería a una dictadura genocida, y que le permitió seguir interviniendo con claridad en la lucha de clases siguiendo recaudos y resguardando compañeros en la clandestinidad. “Partíamos de un análisis simple: a una situación revolucionaria se le presentan dos alternativas, se sigue desenvolviendo el cuadro revolucionario, la clase obrera evoluciona hacia la toma del poder, o triunfa la contrarrevolución”, subraya.

 

 

Nora añade que todos los militantes que intervinieron en aquel proceso fueron educados en ese sentido. Por ello es que el partido apostaba a lo más genuino de los métodos del clasismo para que triunfe el proceso revolucionario. Mientras, se libraba una tenaz lucha política denunciando a los partidos del régimen, fundamentalmente al peronismo que retorna para sofocar el ascenso de la clase obrera; ellos serían los responsables de favorecer las condiciones para un golpe de Estado. Esto se podía comprobar, continúa, con el proceso de golpes institucionales ya del propio peronismo, que fue destituyendo gobernadores del ala más populista para sustituirlos por lo más reaccionario y derechista de sus propias entrañas.

La compañera nos relata a su vez sus propias experiencias de militancia por esos años. El partido intervino antes del golpe muy fuertemente en la docencia, incluso dentro de agrupaciones y sindicatos que eran elementos avanzados del sindicalismo docente de la época y que, aunque estaban dominados por corrientes peronistas, eran parte de un proceso antiburocrático de la docencia que se consideró elemental profundizar. Las asambleas en las escuelas, las luchas docentes y el enfrentamiento a la reforma educativa de 1971-1972 eran un proceso muy vivo. Muchos de los compañeros que eran parte de una valiosa vanguardia de la clase obrera, recuerda, en sus concepciones políticas y su afinidad al peronismo no pudieron entender lo que se preparaba, por lo que desaparecieron o fueron asesinados primero en manos de la triple A y luego de la dictadura militar. De igual forma, subraya, también fue la ausencia en la caracterización de una etapa sobre la posibilidad de un golpe lo que llevó a algunos de estos sectores a bloquear acciones que impulsamos desde el Partido Obrero en vistas de lo que se venía, como la necesidad de promover una coordinadora clasista nacional y un gran frente único de toda la clase obrera contra la tentativa golpista. Esta orientación clasista que nosotros defendimos fue lo que configuró los elementos de la gran huelga de junio y julio de 1975.

Nora recuerda con un dolor visible la caída de compañeros docentes frente a la represión  del golpe, destacando ante todo que aquellos eran compañeros entrañables más allá de cualquier diferencia política. Porque la conclusión elemental sobre el golpe de 1976 es que, aún en el seno de las diferencias más notorias, eran parte de un activismo de la clase obrera que fue exactamente lo que la dictadura militar vino a liquidar. Y esa enorme composición de lucha fue lo que llevó al Partido Obrero a intentar organizar a una clase obrera en perfectas condiciones de derrotar el golpe a hacerlo; pero fue la política de entrega criminal de la burocracia sindical y de dirigentes políticos, incluso de la “izquierda peronista” que, en nombre de evitar un ‘derramamiento de sangre’, terminó sirviendo en bandeja a los trabajadores argentinos para ser ahogados en sangre.

Te invitamos a seguir viendo los artículos y entrevistas en nuestra sección a 45 años del golpe militar de 1976.