03/06/1999 | 629

La izquierda peronista fracasó en el Cordobazo

«Quiero repasar qué fue el Cordobazo, porque pertenecemos a un gremio dirigido por Raimundo Ongaro, que en 1969 era secretario general de la CGT de los Argentinos. En enero del ‘69, Fabril Financiera, una de las más grandes empresa gráficas de la época, con 3.000 trabajadores, fue a la huelga. Durante cuatro meses, estuvieron de paro. Si bien fueron derrotados, esa experiencia sirvió como abono para los trabajadores del Cordobazo. Ya en aquella época, la izquierda peronista mostraba la hilacha dejando aislada a la lucha de Fabril, como hizo la Federación Gráfica Bonaerense, que ni siquiera garantizó la tradicional solidaridad de clase entre talleres para que otros no imprimieran la revista del taller en huelga. Esta traición caló hondo entre los trabajadores de Fabril: 15 años más tarde, en 1984, cuando cae la dictadura y expulsamos a sus colaboradores sindicales, Fabril fue el único taller grande que votó contra Ongaro».



«¿Qué papel juega hoy Ongaro? Está prendido al sistema de las AFJP con Lorenzo Miguel y la patronal de Clarín; fue el primero que embarcó a nuestra obra social en los préstamos del Banco Mundial. Como esto no le alcanzó, arancelizó la Obra Social y le redujo en 10% los salarios a sus trabajadores. Frente a los cierres y despidos, tiene maniatado al gremio.»



«Ahora que el nacionalismo de contenido burgués se ha convertido en un agente del imperialismo y del FMI, el programa de la CGT de los Argentinos, basado en la alianza de los obreros con los empresarios nacionales, ha terminado siendo el programa del empresariado nacional, que nos es más que la flexibilización, la privatización de las obras sociales, más miseria salarial y jubilatoria. Esto desnuda el agotamiento del centroizquierda y de la izquierda peronista como alternativa para los trabajadores».

También te puede interesar:

Importantes conflictos muestran el descontentos de las bases y los cuestionamientos a la burocracia sindical.
Pronunciamientos en las legislaturas y participación en las concentraciones de solidaridad.
Organizado por el Polo Obrero y el Partido Obrero.