02/09/2020 | 1604

“La tormenta social que amenazaba con derrumbarlo todo”

La revolución vietnamita de 1945

En agosto de 1945, la rendición de Japón ante los aliados abrió un proceso de vacío de poder en la Vietnam ocupada, por esta potencia derrotada. Surgió una tormenta social, desde el norte al sur, desde la ciudad al campo. También en las fábricas y en las calles, organizaciones de masas revolucionarias se abrían paso con campesinos ocupando tierras y obreros controlando ciudades. En la dirección de las masas intervenían dos grandes corrientes, el estalinismo aliado a intereses imperialistas de las potencias vencedoras y el trotskismo que buscaba una independencia total. En agosto las unidades del Viet Minh (liga por la independencia de Vietnam) toman el palacio de gobierno. Ho Chi Minh líder del PCI, el 2 de septiembre proclamó la independencia. Stalin en la Conferencia de Potsdam, pactó con las potencias imperialistas un reparto del mundo, en el cual Vietnam tenía que volver a manos francesas. El PCI estalinista aceptó el pacto y realizó una feroz represión contra el trotskismo y las organizaciones de masas populares que luchaban por la independencia. Luego el desconocimiento de los acuerdos por parte de los franceses llevó a una guerra larguísima que terminó con el involucramiento directo de los yanquis y su derrota 30 años después.

Antecedentes históricos

A fines del siglo XIX Francia establece su dominio sobre las regiones del sudeste de Asia denominadas Indochina. En 1930 se funda el Partido Comunistas de Indochina (PCI) –“Su programa estaba inspirado en la teoría de la revolución por etapas del stalinismo: “poner fin al imperialismo francés y al feudalismo de los terratenientes” con una “revolución democrática burguesa” (1). Al mismo tiempo que sostuvo una política de seguidismo a la burocracia de Moscú, este partido realizó un frente único, entre 1933 y 1937, con La Lucha, una organización trotskista. También existía una tercera organización trotskista, el Grupo Octubre, que se oponía al frente con el PCI. Este frente tuvo sus resultados electorales, consiguiendo dos diputados para los trotskistas y dos para los estalinistas. Pero el PCI rompió el frente para apoyar al gobierno colonial francés en Indochina, a partir de que el PC francés sostuvo al gobierno del frente popular en Francia (1936-1938).

En 1939, a pesar de la fuerte represión llevada adelante por el gobierno colonial y el colaborador PCI, el trotskismo logró un gran progreso electoral, en elecciones municipales, derrotando al PCI y partidos burgueses. Pero ese mismo año los partidos son ilegalizados y los dirigentes trotskistas son encarcelados, lo cual produjo una dispersión de fuerzas en lucha. El PCI dio otro giro político frente a la disolución del gobierno del Frente Popular Francés y el pacto entre Hitler y Stalin. En este momento para la burocracia de la URSS volvía estar a la orden del día atacar al imperialismo francés. “Hubo que esperar hasta 1939-41 para que la lucha contra el imperialismo y por la liberación nacional fuera concebida claramente como una tarea primordial” (2).

En el periodo de expansión de la II guerra mundial, Japón invadió el sudeste asiático en septiembre de 1940. Hitler viola su acuerdo con Stalin y comienza una brutal invasión a la URSS, llamada operación Barbarroja, en junio del 1941. En este cuadro Stalin responde con una alianza con las potencias aliadas. El PCI acompaña el giro impulsando la conformación del Viet Minh (Liga por la Independencia de Vietnam), que planteaba en su programa la expulsión de los franceses y los japoneses. El comandante Giap del Viet Minh al referirse a la liga la definió de la siguiente manera: “reunía, en efecto, las fuerzas patrióticas de todas las clases y de todas las capas sociales, hasta los terratenientes progresistas, todas las nacionalidades del país, mayoritarias o minoritarias, los creyentes patriotas de todas las religiones” (3). Era un claro frente popular, que pregonaba la conciliación de clases en favor de los intereses de los grandes propietarios, contra los intereses de los obreros y campesinos pobres.

La revolución y la declaración de la independencia

En agosto de 1945, después de sufrir dos ataques nucleares en su territorio, Japón declara su rendición ante los aliados. En Vietnam esto genera una situación de vacío de poder, el Viet Minh tiene una oportunidad irremplazable. En el campo comienzan las ocupaciones de tierra, en las ciudades se arman comités obreros, según plantea Lu Sanh Hanh, militante trotskista vietnamita: “surgió una tormenta social que amenazaba con derrumbarlo todo” (4).

Ho Chi Minh con 200.000 personas toma el palacio de gobierno. El nuevo gobierno revolucionario proclama la independencia el 2 de septiembre de 1945. Ante una movilización de masas proclama la creación de la República Democrática de Vietnam. En la Conferencia de Potsdam, luego del fin de la segunda guerra, Stalin negoció un reparto del mundo con las grandes potencias vencedoras. En este pacto con el imperialismo, Indochina era devuelta a los franceses. Con esta política el estalinismo traicionó el proceso revolucionario abierto en Vietnam al finalizar la segunda guerra mundial. Al mismo tiempo, como parte de este acuerdo, el Partido Comunista francés ingresaba al gobierno francés de posguerra.

La revolución en el campo seguía su propio curso. Se realizaba una reforma agraria, se formaban tribunales revolucionarios, se decapitaba a hacendados, colaboradores con los franceses y los japoneses. Pero, “siguiendo las resoluciones de Potsdam, la acción del Viet Minh se orientó a reprimir el alzamiento revolucionario de las masas trabajadoras” (5). Era un gobierno de quienes se llamaban comunistas que quería llevar adelante una democracia burguesa. Mientras tanto, las organizaciones trotskistas impulsaban la lucha. El grupo Octubre advertía a las masas sobre la traición estalinista.

La contrarrevolución estalinista y la invasión imperialista anglo francesa

El gobierno chino reconocía al gobierno del Viet Minh a cambio del ingreso de los nacionalistas de Vietnam a este gobierno. Pero, como parte de una ofensiva anglo-francesa, en el sur comenzó el ingreso de las tropas británicas. Frente a esto, los comunistas en el gobierno provisional, ordenan desarmar todas las organizaciones no gubernamentales con el objetivo de impedir una reacción de las masas. El PCI clausura a los comités del pueblo, asesinando a centenares de luchadores, a la mayoría de los dirigentes de La Lucha y Grupo Octubre. Los ingleses obligaron, luego de algunos enfrentamientos, al Viet Minh a recluirse en el norte. Los franceses entraron por el norte, con armamento norteamericano y luego de desconocer los acuerdos con el Viet Minh los atacaron en todo el territorio.

Consideraciones finales

La política de “coexistencia pacífica” siempre fue una política exclusiva de Moscú, el imperialismo nunca disminuyó su asedio a los pueblos oprimidos del mundo. La política de la revolución por etapas del estalinismo fracasó, los sectores burgueses preferían la contrarrevolución imperialista, como herramienta más eficaz para reprimir a la revolución. Por este motivo, se levantó un frente contrarrevolucionario entre los terratenientes, los colonos y los invasores imperialistas. La guerra se prolongaría con los franceses, cuya expulsión en 1954 daría origen al estado de Vietnam del Norte, y luego ingresarían directamente los norteamericanos, cuya derrota posibilitó la reunificación de Vietnam.

Este estado luego de una cantidad de medidas de colectivización y expropiación de fábricas determinadas por el triunfo, se encaminó a un acelerado proceso de restauración capitalista al mejor estilo termidoriano de todas las direcciones estalinistas. La instauración de un gobierno de los trabajadores y un estado obrero en todo el sureste asiático debe ser sobre la base de sacar las mejores conclusiones de todas las luchas libradas hasta el momento.

 

(1) Paulo Wermus, «Revolución y guerra en Vietnam», En Defensa del Marxismo N°46.
(2) Ídem.
(3) Giap Vo Nguyen (2013), p.33.
(4) Lu Sanh Hanh, 1947.
(5) Paulo Wermus, ídem.