22/08/2006 | 507

Más suspensiones en Mercedes Benz

Tal como lo habíamos anticipado en el número 504 de Prensa Obrera, la patronal de Mercedes Benz implementó la extensión del período de “licenciamientos” que viene realizándose desde hace ya casi un año y medio. En ese momento, la patronal, con la colaboración de Pardo (secretario de prensa del SMATA de La Matanza), forzó la aceptación de las suspensiones, valiéndose del voto de los trabajadores contratados con la promesa de que ese acuerdo garantizaba su estabilidad laboral. Esa misma tarde, los contratados fueron a parar al medio de la calle.



A partir de entonces, fueron suspendidos cientos de compañeros, llegando a 300 los que se vieron privados de trabajo, muchos incluso durante un año y medio. Esto implicó pérdidas de entre el 20 y el 40 por ciento del salario, lo que en algunas categorías significa quitas de hasta 400 pesos.



A sabiendas de que no podría ser montado un nuevo engaño, la patronal acordó con la burocracia de Rodríguez la extensión del período de ‘licenciamientos’ (suspensiones) hasta marzo de 1997, entre cuatro paredes. 



Todo el argumento patronal para este ataque a los trabajadores es la pretendida crisis, producto de la “caída de las ventas”, a lo que agrega la prórroga dada por el gobierno a las patronales del transporte para la renovación de las unidades (3 años) que, a su decir, colocaría la producción de unidades de transporte en un tercio abajo de su producción actual.



Existen dos elementos notorios que develan a las declaraciones de los voceros patronales como un total engaño: en primer lugar, el levantamiento de la tan sonada prórroga (Clarín, 3 de agosto), lo que significará la salida a la calle de “4.500 nuevas unidades en los próximos meses”, mercado cautivo de Mercedes Benz; en segundo lugar, el anuncio ya formulado por la empresa de la inauguración de la planta de fabricación de la nueva camioneta tipo “van”, que tendrá lugar el próximo 16 de setiembre, con la presencia de Menem y del canciller de Alemania.



La pretensión patronal es, una y otra vez, someter los contratos de trabajo de la planta a los negocios capitalistas, o lo que es lo mismo, alcanzar su propio convenio tipo Fiat.



La situación demanda una urgente asamblea, para que sean los trabajadores de planta los que se pronuncien sobre las suspensiones y la eliminación de las asignaciones familiares.


    * Ninguna rebaja salarial.

    * Reincorporación de todos los suspendidos.

    * Plan de lucha hasta que se deroguen los decretos. Paro activo de 36 hs., con movilización a Plaza de Mayo.

    * Abajo el convenio Fiat-Smata.

    * Fuera Menem de Mercedes Benz.

En esta nota

También te puede interesar: