Secciones

Laura Kohn

Finalmente, la patronal no tuvo más remedio que otorgar el derecho básico de tener su comisión interna. La afiliación masiva al sindicato plástico ya era una realidad contundente