02/03/2000 | 656

A Cristian lo mataron

Cristian, con 21 años de edad, se quitó la vida el pa­sado 27 de enero. Cristian se caracterizaba por dar todo de sí, pero arrastraba consigo una infancia jodida, producto de la creciente destrucción familiar de este régimen de hambre y miseria social.


En el corto tiempo que nos acompañó como militan­te se destacó siempre por su garra y responsabilidad. Cristian fue el primero en pa­quetear La Caldera en el re­creo y marcó el camino para la construcción de una UJS de masas: ese año se reunie­ron 23 jóvenes en la escuela. Fue una vorágine en el PO y en la Coordinadora de Deso­cupados. Rebelde por natu­raleza y carismático, Cris­tian estaba formando una fa­milia, tenía una hija, Mailen, de dos añitos, y Milay, que falleció a poco de nacer cuando él tenía 18 años. Tra­bajaba 16 horas diarias in­tentando construir un futu­ro, pero se lo expropiaron.


Los porcentajes de suici­dios entre la juventud crecen incesantemente: no se trata de cobardías m de valentías ya que la ‘determinación’ es inconsciente; es la barbarie capitalista la que marca un futuro sin salida para la ju­ventud. Sólo el socialismo po­drá salvarla.