Que eres la reina de las especies


la más integra y leal


Mujer de todas las razas


Flor del paraíso terrenal.


A ti que traes la vida en tu vientre,


que amas y eres toda bondad,


que dicen que eres la más débil


aunque yo sé que no es verdad.


A ti que con tu rebeldía,


tuerces el rumbo de la humanidad


y que con tu belleza interior,


puedes al hombre cambiar.


¡Quién no habrá derramado una lágrima,


por ti mujer, en algún lugar


a ti este pequeño homenaje


luchadora natural!

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género