21/11/1996 | 520

“Balance de una desocupada”

Hace algunos años, salí en bus­ca de mi primer puesto de trabajo, el que la sociedad debía de tener reservado para mí.


Era una adolescente que apenas dejaba la escuela primaria, sin expe­riencia y con mucho miedo; sólo me daba seguridad y protección mi ma­dre, que me acompañaba recorrien­do posibles puestos de trabajo.


Falta muy poco para que cam­bie el siglo, avanza la tecnología y otra vez, como se dice vulgarmente, debo salir a “patear la calle” en busca de trabajo; ya no soy una adolescente y no me acompaña mi madre, cuento con la experiencia que da la vida a través de los años y debo enfrentarme a la “situa­ción de desastre” a que ha sido llevada la clase trabajadora por el gobierno capitalista y la burocra­cia sindical traidora, sumiéndola en el desamparo y la miseria.


El capitalismo beneficia a las grandes empresas, reducen los sa­larios, fugan capitales, incremen­tan la flexibilización laboral con toda clase de atropellos hacia los trabajadores, destruyen la educa­ción y la salud y aumentan el sufri­miento y las carencias de los traba­jadores. El menemismo nos dice que de esta forma… “generan más puestos de trabajo”, ya que se reducen los costos laborales, “una gran mentira”: la desocupación seguirá creciendo y los únicos que perdemos somos los trabajadores…


El gobierno capitalista rescata a los bancos en quiebra, paga la deuda externa… y en muchos barrios obreros (Budge, Fiorito, V. Lamadrid) los trabajadores ven avanzar la tuberculosis, el cólera, la meningitis, etc. (enfermedades de la pobreza), y el hambre entre sus familiares.


La vida de todo trabajador es un calvario, con el aumento del transporte y de los servicios (luz, gas, etc.) y todo lo que ello trae aparejado, y nos quieren distraer la mente con la podredumbre del caso Cóppola, que no hace más que poner al descubierto la corrupción del gobierno y la impunidad que beneficia a “ricos y famosos”.


La diferencia de clases cada vez es más grande; tiene que nacer una nueva y consecuente dirección para las luchas obreras, y así poder “frenar” este brutal ataque a los trabajadores, buscando una inde­pendencia política, porque la buro­cracia sindical (CGT-CTA-MTA) sigue ‘deshojando la margari­ta’, dejando el camino libre para el avance capitalista y el aniquila­miento obrero… los trabajadores ya no contamos con el derecho a tener un puesto de trabajo, ése que la sociedad “debe tener” para cada uno de nosotros, porque una gran parte de la dignidad del hombre y su familia depende de él.

También te puede interesar:

El Polo Obrero, junto al Frente Piquetero de Lucha, planteó una salida al crecimiento de la pobreza.
Junto a las luchas, en diálogo con creadoras y creadores y afilando las armas de la crítica.
Romina Del Plá, candidata del FIT-U, denunció que el desempleo oscila el 20% entre los menores de 29 años, según el Indec.
El organismo publicó el informe estadístico sobre el empleo en el país.
En el marco de la jornada nacional de lucha del Frente Nacional Piquetero.