25/05/2000 | 666

Cabildo Abierto (el despertar de Zapala)

Por

Zapala: ciudad de 35.000 ha­bitantes ubicada a 18,5 km de Neuquén, capital de nuestra pro­vincia.


Nuestra población se caracte­rizaba por ser fría (como nuestro clima) | indiferente a los proble­mas que aquejan a todo el país. Su primer reacción fue en el tiem­po de elecciones, votaron por pri­mera vez un intendente que no responde al partido provincial, Raúl Podestá, de la Alianza, pero lamentablemente votaron al go­bernador Sobisch.


Recibieron del gobernador la amenaza de un ajusto salvaje contra los trabajadores estatales, privatizaciones, despidos, rebajas salariales, jubilaciones anticipadas


 etc. Y todos los métodos nece­sarios para equilibrar las cuentas provinciales y así poder pagar los compromisos pre-electorales; uno de estos compromisos ya lo cum­plió al hacer una compra directa de medicamentos por la módica suma de tres millones de pesos a la farmacia del pueblo. Qué ca­sualidad: el dueño de este comer­cio tiene una relación de paren­tesco con el gobernador.


Esta vez el gobierno se encon­tró con el rechazo del pueblo de la provincia; desde días antes al 10 de diciembre los trabajadores del estado provincial, agremia­dos en la ATE, Aten, Anel y Sejun; con el apoyo de partidos de izquierda unidos en un frente de lucha común en el marco de la CTA, pelean contra este ajuste, propuesto por el gobierno nacio­nal a pedido del Fondo Monetario Internacional.


La segunda reacción de Zapala fue recordar el impacto econó­mico que sufrió nuestra ciudad cuando el ex gobernador Felipe Sapag en el ‘96 sacó arbitraria­mente el 20% de zona desfavora­ble, sin tener en cuenta que el 97% de los asalariados formales son estatales.


Un grupo de dirigentes de ATE decidió convocar a los repre­sentantes de los distintos gre­mios teniendo una respuesta po­sitiva de ellos; así comenzaron las reuniones durante varios días, hasta que nace la organización ciudadana. Su primer paso fue llamar a una asamblea popular en la Plaza de los Próceres, que fue bautizada Cabildo Abierto. Sus organizadores no estaban se­guros de cuál sería la reacción a esta convocatoria, de lo que esta­ban seguros era de que la unión y participación del pueblo es el ar­ma que necesitamos para derro­tar este modelo económico.


El día llegó, 18 de abril, la ho­ra también, 11,30: las expectati­vas de los organizadores se vieron ampliamente superadas, más de 4.000 personas se juntaron por primera vez, los comercios baja­ron las persianas, los maestros y alumnos se retiraron de las escue­las a las 11 hs. Participaron los estatales, los desocupados, inte­grantes de iglesias, representan­tes políticos municipales y provin­ciales, amas de casa y comercian­tes. Tampoco faltó la mascota de ATE, un perro de la calle que siempre los acompaña en las mo­vilizaciones, al cual le pusieron por nombre “Juan»,


En esta asamblea hicieron uso de la palabra representantes del pueblo, se leyó un documento elaborado por Organización Ciu­dad, el cual fue votado a mano al­zada y aprobado por unanimi­dad, siendo luego enviado al go­bierno nacional, la Cámara de Diputados provincial y nacional, al Senado, al gobernador, al Con­cejo Deliberante y al intendente. Los representantes políticos, que eligió el pueblo, presentes en es­te acto se comprometieron públi­camente a acompañar y a poner­se al frente del reclamo junto al pueblo.


Las palabras del intendente Raúl Podestá fueron las siguientes: «No permitiré la presión del gobierno provincial, ni nacional, porque a mí me eligió el pueblo de la ciudad y es éste el único que le­gítimamente me puede presionar», discurso que mantiene desde que fue electo, y le vamos a exigir que cumpla con lo expresado pública­mente. En esta primera asamblea fue propuesta la realización de una segunda. Llevada la moción a votación, fue aprobada en forma democrática y a mano alzada, por unanimidad sé aprobó para el día 28 de abril a las 12 hs en la misma plaza. Esta misma se realizó, pero esa es otra historia de la cual escri­biré más adelante.


Se produjo otro hecho que es­timo es tan importante como el Cabildo, y fue la decisión de un grupo de trabajadores del famoso Ferrocarril Trasandino, nuclea­dos en ATE, que a partir de enero se quedaron sin sus contratos, de realizar una bicicleteada hasta Neuquén Capital para solicitarle a los legisladores y al Ejecutivo provincial que tomen las medidas necesarias para generar los em­pleos que habían sido dejados sin efecto, teniendo en cuenta que el Ferrocarril Trasandino y la Zona Franca son las promesas preelectorales que generarían fuentes genuinas de trabajo. La posición de ATE y los trabajadores es que la provincia debe mantener a es­tos trabajadores hasta tanto salga la resolución definitiva de estos emprendimientos a nivel nacio­nal. Dichos trabajadores son alre­dedor de 90, de los cuales por los pocos recursos enviados al muni­cipio para obra, sólo pudieron se­guir contratados 13 compañeros, que van rotando mes a mes; esto quiere decir que cada trabajador trabaja un mes y su familia debe aguantar sin comer durante siete meses, que es cuando le tocaría ingresar nuevamente.


Los trabajadores a los cuales hacemos referencia, en un total de 50 se pusieron en marcha. El día 2 de mayo a las 9.00 hs, teniendo como punto de salida ATE, esta marcha llevó como nombre el slo­gan del segundo Congreso Nacio­nal de la CTA, “Trabajo para Tbdos”; de esta marcha haremos un resumen con los resultados en otra próxima comunicación, junto al segundo Cabildo.


Los organizadores anhelan que de aquí en más se unan más compañeros en este tipo de recla­mos, que son la única esperanza que tenemos, nuestra propia fuer­za y la unidad en la lucha.


Posdata


Tenemos una alegría enorme por el triunfo de Jorge Altamira. Mis hijos lo han visto por TV va­rias veces y se acuerdan del momentito que pasó en nuestra casa. Le mandan saludos. Los mellizos  están aprendiendo lectura con la prensa por decisión propia.


Hasta pronto.