30/10/2003 | 823

Caracterización del balance electoral

Los Mtd abandonaron los cortes. El Mijd quiere dejar de cortar rutas (dicho por Castells en varios programas). Un dirigente del Mtl dijo en el programa de Grondona que «nosotros también queremos dejar de cortar rutas». ¡Claro, si lo hubiese dicho un pelotudo podría decir ´bueno, me equivoqué´, pero lo dijo un dirigente del Mtl! En la portada del periódico del Partido Comunista sale «La ola K y las tareas de la izquierda», una portada bien definida.


Y ni hablar de D’Elía, que no existió en esta campaña.


¡Los únicos que mantuvimos nuestros principios y bajo nuestro programa y en contra de la ola K fuimos los del Partido Obrero! Diciendo que mientras las demás agrupaciones de izquierda daban vuelta alrededor de Kirchner, nosotros íbamos a construir. ¿Cómo?, yendo a buscar el voto casa por casa y obteniendo de esa manera 2.890 votos, duplicando lo que obtuvimos en la última campaña. Como dice el compañero Insaurralde en un artículo de la prensa N° 818: un saludo y un reconocimiento a todos los de la juventud, que fueron mayoría en esta gran tarea militante, y creo que fue una gran apreciación porque la juventud demostró cómo se construye y se defiende el Partido en la calle.


Y frente a agrupaciones quebradas por el conformismo, formando alianzas ficticias para su campaña electoral.


Y no se olviden, compañeros, lo que dijo el compañero Altamira en el acto del Club Los Quilmes: tenemos que ir a buscar el voto casa por casa, y después vendrán por el afiche y por los volantes, etc. etc.


Tengo que hacer un comentario con respecto a un plenario en el local del Partido, donde yo hago una intervención dando una caracterización con respecto a que todos los actos que dimos, en varios de ellos fui orador (actos que dimos en elecciones pasadas, y que días pasados a ese plenario coincidíamos sobre el tema con la compañera Paola Barrera) que justamente fueron de composición básicamente piquetera lo que expresaba un aislamiento (circular sobre el plenario del 10 de Mayo de 2003), ¡y la realidad fue esa!


Entonces lo que me queda en claro con respecto a la campaña y su balance es que fui a buscar a esa gente que no fue a nuestros actos y que tampoco nos fue a votar en las elecciones pasadas, y que también en su mayoría son desocupados y que tampoco son piqueteros.


Y fue allí uno de los puntos de la clave de la duplicación de votos sin olvidarme de Sasetru.


Con eso hay que agregarle los votos en blanco, los indecisos, o sea el 47% de ciudadanos que no fue a votar y que también demás agrupaciones ponían en duda el programa del Partido Obrero.


Les demostramos que estaban equivocados, porque, por ejemplo, dudaban que se podía tomar una fábrica desde afuera: y se pudo.


Dudaban de las seis horas del subte, pero se llevó a la práctica, y se pudo. Pero qué raro: Izquierda Unida en la publicación del Mst N° 359 se lo adjudica y yo creo y se hizo llevandolo a la práctica y se pudo!


Y ojo: como dice el compañero Coco, la victoria fue de clases.


Políticamente lo implementó el programa del Partido Obrero.

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género