05/02/2004 | 836

«Cartonero, prestanos el carrito que tenemos que cortar para cobrar»

El jueves 29/1 me presenté en el Banco Boston de avenida Caseros al 2700 para cobrar el Subsidio Habitacional, y junto con los demás nos encontramos otra vez con la "bicicleteada": "La plata está pero no llegó la orden de Promoción Social para pagar", me reconoció el gerente.


La indignación y la bronca crecían, al punto tal que resolvimos cortar Caseros; éramos 30 con dos carritos que le pedimos a los cartoneros para poder cortar toda la avenida. Desechamos ir hasta PS porque no teníamos para el boleto y porque sabíamos que allí nos iban a hacer perder el tiempo y luego nos iban a mandar al banco fuera de horario, y todo iba a ser inútil; entonces resolvimos quedarnos y hacer el piquete ahí.


El piquete se mantuvo durante una hora; adentro a los jubilados se les decía que no salieran porque "había problemas", y los utilizaron como escudo humano poniéndolos en la vidriera.


El gerente, además de explicarme por qué no pagaban, me dijo que él salía de vacaciones y que si rompíamos algo no podría viajar. Le expliqué que no se rompería nada, pero que tenían que pagar, como sea, y nos pagaron "ingresándonos a sistema". Si bien en el corte no hubo ninguna organización, a través de mi experiencia estuvo el Polo Obrero. 

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género