23/10/2003 | 822

Cartoneros y Mst

Compañeros:


Quería comentar algo que lamentablemente tuve que vivir el viernes en la marcha por Bolivia. Yo, por la calle Corrientes, me quedé atrás en la columna del Fos, luego caminé y llegué al final de la columna del Mst y el comienzo de la del Partido Comunista. Cuando llego allí, presencio cómo dos hombres del Mst atacaban a un cartonero. Fue horrible, ellos decían que él los había atropellado con el carro. El cartonero les decía: «¿Vos les vas a dar de comer a los pibes?». Lo ayudé al cartonero a levantar las ocho bolsas que los compañeros del Mst le habían desparramado por el piso, ya que le dieron vuelta el carro. Sólo una señora mayor del Mst lo defendía.


Estas actitudes del Mst agotan. Luego seguí avanzando y vi el comienzo de la columna del Mst, llena de color, del rojo de sus banderas, del amarillo, rojo y azul de la bandera boliviana pero atrás… ¡mirá lo que es!


Al volver en el colectivo me sentía tan mal que un amigo con el que iba me preguntó qué me pasaba; me sentía fisurada, y sólo cuando me puse a escribir en un anotador la primera línea de esta carta que ahora mando me sentí mejor y se me fue todo ese agotamiento. Contactarse con los compañeros por medio de la Prensa Obrera es bárbaro. Gracias.


Un saludo fraternal.

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género