24/03/2004 | 843

Concientizar

N. Alejandra (Barrio Tres de Junio, Fruto, Berazategui)

Cada día estoy más convencida de que la concientización de los compañeros es el eje, el punto clave que el Polo propone y pone en práctica a través de cada delegado barrial.

 

El trabajo de concientizar debe llevar consigo las ganas de saber esperar, porque muchos compañeros se criaron con las costumbres del aparato del PJ y sus punteros, como su bolsón de mercadería mensual, como sus famosas apariciones antes de cada elección, cargando la gran bolsa de Papá Noel con regalos para todo el mundo, obsequios que, cuando mucho, duran una semana y… a esperar las próximas votaciones. Esto es exactamente lo que hay que hacer comprender a compañeros del Polo y a los demás, que por un bolsón de mercaderías (dos días que comemos) estamos con hambre seis años; enseñarles a valorar su voto, que es importantísimo para el futuro del país, de un municipio, de una sociedad de fomento; ayudarlos a perder el miedo (o quizá la conformidad) a opinar, a razonar a favor suyo, siempre dejar que las cosas pasen sin abrir la boca, así fuera para decir “¡eh!, acá estoy, soy un ciudadano argentino y exijo sean respetados mis derechos como tal, mi derecho a la salud, a tener un trabajo digno, a la educación, si no es para mí para mis hijos, mis nietos, etc. Son los derechos de todos y el gobierno fue elegido para respetar y hacer valer esos derechos”.

 

Es “Nuestro Derecho” con mayúsculas; no queremos migajas, no tenemos por qué arrodillarnos para hacerlo valer.

 

Todo esto, compañeros, será llevado a cabo mediante la lectura de Prensa Obrera; alimentarnos de ella, aprender, comprender para luego volcarlo y debatirlo en las asambleas.

 

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género