05/02/2004 | 836

Cooperativa Popular Siete Esquinas

Hace pocos meses, el viejo mercado del barrio, el de las siete esquinas (Alberdi y Escalada), estaba en manos de una supuesta cooperativa establecida en la época de Menem que, de hecho, lo había privatizado. Abandonado durante años, aparecieron una suerte de "compradores" de aquella época reclamando la propiedad del mercado.


La Asamblea Barrial (que venía juntándose en la puerta de nuestro mercado) inició, en conjunto con la defensoría del pueblo, una investigación, ya que tenía graves sospechas de que este inmueble había sido una de las estafas al Estado, con una venta completamente fraudulenta. Se acercaba el 22 de mayo (día tope para que los nuevos puesteros estafados deshabitaran el lugar, ya que el "supuesto" dueño de nuestro mercado intentaba estafar a otros comerciantes). La Asamblea convocó, además, a organizaciones políticas y sociales del barrio (MTR, MTL, PC, FJC, Barrios de Pie, etc.) a tomar una decisión con respecto a este tema: devolver el mercado a sus dueños, el barrio.


Es nuestro objetivo revertir la lógica con la cual un lugar público se convertía en el negocio de unos pocos "vivos" con todo tipo de subterfugios, incluso algunos hasta fuera de la ley, por una nueva lógica: solidaria, donde todos tengamos acceso a la cultura, al debate de ideas, búsqueda de soluciones generales y particulares en forma colectiva, pluralista y democrática.


Vecino, vecina… quieren deslojar el Mercado de Todos, y con ello despojarnos de la dignidad que venimos construyendo desde estas siete esquinas hacia el barrio.


No lo permita, por usted, por sus hijos y por la salud de todos.


Desocupado no es de nadie, ocupado es de todos.

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género