07/08/2003 | 812

De Fito Molodezky

militante del Partido Comunista, candidato a Gobernador del Chaco por la Unidad de los Trabajadores y la Izquierda

Resistencia, Chaco, 2 de agosto de 2003

 

Sr. Director de Prensa Obrera:

 

Como candidato a Gobernador de la Unidad de los Trabajadores y la Izquierda, me permito hacer una aclaración sobre la nota aparecida en la Prensa Obrera N° 811. Soy candidato en el frente que hemos constituido por acuerdo de mis compañeros militantes del Partido Comunista, y aunque milito junto a los compañeros del Mtl, no represento a la organización como tal, en esta ocasión, aunque cuento con el apoyo de los compañeros del Mtl, la organización como tal no apoya candidatura alguna.

 

Quiero hacer notar que me siento ampliamente reconfortado por el apoyo y reconocimiento del que he sido objeto por el conjunto de los compañeros de todas las extracciones y militancias que hemos compuesto esta opción, que está llamada a constituirse en la única oposición al fascismo en desarrollo en nuestra provincia.

 

Esta candidatura puesta al servicio de la unidad de los trabajadores, los luchadores y toda la izquierda, está sin lugar a dudas en el marco de la línea aprobada por el Congreso de mi partido que es la de la unidad de la izquierda, hecho que creo comenzamos a construir, y poner en correspondencia la lucha social con la política, elemento que puede verificarse en esta ocasión, ya que esta construcción lograda no es otra cosa que la síntesis o la coronación de una acción coordinada y permanente en la calle con luchas en común de los sectores que han compuesto el frente.

 

En la comprensión de que la izquierda se expresa hoy en forma plural, es así que nuestro frente está compuesto por militantes del Partido Obrero, el Partido Comunista, el Mas, el Partido Socialista Democrático, el Polo Obrero, el Mtl, el Movimiento 17 de Julio, el Movimiento Federal, sin partido e izquierda independiente, y cuenta con el apoyo de otras organizaciones y sindicatos, que por razones legales y políticas no lo pueden expresar, pero que han comprometido su militancia y apoyo a este proyecto.

 

Un fraternal saludo.

 

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género