16/02/1995 | 438

De la Comisión Interna y trabajadores de Página/12

Buenos Aires, 26 de enero de 1995.


La Comisión Gremial Inter­na y los trabajadores de Página/12 nos solidarizamos con nuestros compañeros del periódico A Diario, de Córdoba, agredidos en sus derechos por la misma patronal que lesionó y lesiona los nuestros en la Edito­rial La Página, de esta Capital.


A los compañeros de Córdo­ba, el editor responsable de Página/12, Fernando Sokolowicz, y el ex gerente de Clarín y actual subgerente general de esta empresa, Enrique Díaz, les informaron el pasado 12 de enero la decisión de cerrar A Diario por razones de mercado, y que no estaban dispuestos a cumplir con el pago de las in­demnizaciones previstas en el Estatuto del Periodista, ofertan­do un sueldo en su lugar.


Ingresado el conflicto en el área del Ministerio de Trabajo, la patronal afirmó ante esa au­toridad que sólo busca aliviar su situación financiera mediante una suspensión del personal por 15 días. Pero fuera del ám­bito oficial continúa con su pro­ceder tendiente al cierre defini­tivo de ese periódico.


A los trabajadores de Pági­na/12 no nos extraña ese doble discurso, porque a lo largo de casi 8 años de relación laboral hemos comprobado que los di­rectivos de este diario encuen­tran compatible la denuncia pe­riodística contra la corrupción y las injusticias fuera de la em­presa, con la violación flagrante de nuestros derechos.


Como son de estado público las denuncias periodísticas acerca de que Página/12 ha­bría sido comprada por el grupo Clarín, y como puede pensarse que de ser cierto nuestro desti­no laboral estaría en manos de testaferros que pueden actuar sin preocuparse por su honor e imagen pública, nuestra solida­ridad con los compañeros de A Diario es también una honda preocupación respecto al desti­no de nuestra propia fuente de trabajo.


Exigimos, por lo tanto, la in­mediata reapertura de la fuente de trabajo de nuestros 117 compañeros de Córdoba, que no sólo los afecta a ellos y a sus familias, sino que además aten­ta contra el legítimo derecho a la información.