21/03/2007 | 984

De Oscar Natalichio (*)


Hace poco un semanario de izquierda tituló "Telerman-Bonafini Construcciones S.A.". Más doloroso que lo de Sociedad Anónima, más doloroso que el agravio es el desconocimiento de la realidad que muestran quienes no deberían desconocerla, la óptica fundamentalista con que esa realidad se percibe. Si pudiese contar con una columna en ese periódico intentaría explicar que lo que nosotros hacemos, desde nuestro punto de vista, es transitar el camino hacie el socialismo construyendo viviendas, solidaridad, lazos y conciencia social simultáneamente.


 


Ese periódico (Prensa Obrera) no va a darnos espacios para escribir sobre esto, lo que es lógico, totalmente lógico, ya que es su espacio, no el nuestro y no tenemos por qué invadirlo. Nosotros utilizamos el espacio que nos otorgan las Madres y ni siquiera nos piden que las respetemos. Si lo hacemos es porque se merecen eso y mucho más.

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género