13/07/2006 | 954

Denuncia y descargo sobre censura a «Art. 14» y persecución ideológica a mi familia


El 18 de agosto de 2000, el periodista Ulises Caballero, editor del periódico zonal “Art. 14”, fue golpeado con brutalidad por una patota que respondía al intendente Carlos Infanzón y al ministro de Salud de la Provincia, Juan Mussi; tarea ejecutada por la mano derecha de este último en el Concejo Deliberante, el secretario Rubén “Pampa” Aicardi. Caballero radicó una primera denuncia en el Juzgado 2 de Quilmes.


 


En público y en privado, el intendente Mussi acusó a este medio de tener un perfil crítico hacia su gestión.


 


Desde entonces, funcionarios y militantes ‘sugirieron’ a los anunciantes del periódico que quiten la publicidad. Así, le redujeron en un 70% los auspicios. Luego, siguieron una seguidilla de amenazas. “Te van a matar” era la frase más utilizada.


 


A partir de septiembre de 2001, el periódico no percibe publicidad oficial de la comuna, ni de instituciones ligadas en forma indirecta. Desde esa fecha, la municipalidad se niega a pagar las publicidades pautadas con anterioridad.


 


Intimidaciones de muerte constantes; golpizas; imposibilidad de cobrar lo adeudado por la comuna; exclusión de la publicidad oficial; destierro del mercado publicitario de las empresas ligadas o vinculadas al Municipio; daños parciales a los vehículos del periodista y familiares; exclusión de los actos e información de gobierno, son apenas muestras de la persecución de la que fue y es víctima el periodista.


 


A esos ataques, se suman los aprietes a su familia. Su hermano, el Dr. Marcelo Caballero, médico de Guardia del Centro de Salud J. Sábatto, fue víctima del ‘armado’ de un sumario interno. Está acusado de “faltarle el respeto a su superior”, la directora Dra. Aurora Pérez. Por ese motivo, el intendente Juan Mussi y su hijo, Patricio, secretario de Gobierno, lo suspendieron sin goce de sueldo con vísperas a un despido inminente. Esta suspensión preventiva puede durar años, a criterio del jefe comunal. El mensaje, que algunos ya susurran, es: “empiezan por tus hermanos y luego vienen por vos”.


 


Por favor, difundir.

También te puede interesar:

En una actividad de campaña del gobernador, una patota agredió a docentes que se acercaron con un petitorio.
Comisario denunciado por acoso sexual intenta silenciar a periodista Andrés Ferreyra.
A días de cumplirse 2 años de su asesinato.
Revoca los graves fallos previos que eran un ataque directo a la libertad de expresión.