25/04/1995 | 445

Desde Florencia, sobre la Conferencia de Izquierda

Florencia, 20 de marzo


Compañeros de Prensa Obrera: Cuando estén leyendo esta carta seguramente la Conferencia de la Izquierda habrá ya terminado. La distancia y la ignorancia parcial de la iniciativa no me permiten hacer un juicio fundado acerca de la suerte del encuentro.


De todos modos, quisiera precisar algunas posiciones de crucial importancia para el futuro del partido revolucionario en la Argentina, papel que espero sea desempeñado con creciente fuerza y solidez por el Partido Obrero.


Al derrumbe del imperialismo soviético siguió la acelaración del proceso de “mundialización” de la economía y de proletarización de las masas campesinas de Asia y del subcontinente de la India.


El desarrollo capitalista de estas potencias emergentes está provocando movimientos espectaculares de capitales sin nacionalidad.


Las crisis financieras de estos meses se agudizarán y golpearán sin discriminaciones, sean países capitalistas o imperialistas; en los dos caso sera el proletariado quien pagará los desastres de la orgía capitalista; y una vez más, serán los oportunistas y ex stalinistas de todo el mundo quienes invocarán el interés nacional y de la patria.


El único interés de los trabajadores es eliminar a la propia burguesía nacional y, junto al proletariado internacional, combatir a todas las fracciones de la burguesía y del imperialismo unitario, sean “progres” o “gorilas”.


Un partido obrero, revolucionario, como el mismo Trotsky reconoció, debe organizarse sobre la base del Partido Bolchevique, es decir, el partido leninista; un partido de cuadros y militantes con una sólida formación teórica y práctica, agitatoria y organizativa.


Tienen que ser líderes obreros y estudiantiles reconocidos y respetados por sus colegas. Es necesario sacar a la  clase de los sueños pequeño burgueses democratizadores y reengancharla con su teoría y su práctica clasista. El proletariado tiene que ser conciente de la necesidad histórica de su dictadura, para iniciar el camino hacia una sociedad de productores sin clases, sin explotados, sin Estado.


Quisera que me tranquilicen sobre estos puntos; quiero saber si el Partido Obrero avanza en esta dirección (autonomía teórica y organizativa, estrategia revolucionaria, internacionalismo obrero), la única que históricamente se mostró vencedor. Es necesario llegar preparados a las próximas crisis del capitalismo que llegarán puntuales como las revoluciones.


Sinceros saludos.