Buenos Aires, 20 de enero de 1995


Los trabajadores de metalúrgica Pastoriza, reunidos en Asamblea el día 20/1/95, a las 12 horas; y ante las gravísimas tentativas del gobierno de cercenar una vez más nuestros derechos adquiridos, muchos de ellos hasta con la sangre de compañeros; decidimos no solo repudiar energicamente este nuevo atropello, sino que por intermedio de nuestros  delegados, descalificamos las expresiones de nuestros Secretario General Lorenzo Miguel, de felicitaciones al Secretario General de la CGT Antonio Cassia por la firma del nuevo estatuto, que prácticamente nos deja al borde de la esclavitud.


Y por haber permitido que nuestros legisladores metalúrgicos “Naldo Brunelli” y “Luis Guerrero”, hayan impulsado y aprobado finalmente el 21/12/94 otra ley no menos nefasta para los trabajadores.


Lamentablemente los metalúrgicos ya nos estamos acostumbrando a que nuestros dirigentes, en nombre vaya a saber de que doctrina (seguramente no ha de ser la peronista) y a cambio de qué apoyen o impulsen leyes u acciones en contra del movimiento obrero; tampoco estamos dispuestos a aceptar las solicitadas de la conducción de la U.O.M.R.A. apoyando la reeleción del culpable no solo de nuestros males y padecers, sino también de nuestros padres y abuelos jubiladas.


Hemos decidido entregar con nuestro más enérgico repudio dicha nota al Secretario General de la U.O.M.R.A., “Lorenzo Miguel”; Secretario General Capital de la U.O.M.R.A., “Ricardo Martinez”, legisladores nacionales de la U.O.M.R.A., “Naldo Brunelli y Luis Guerrero”.

En esta nota