22/04/2015 | 1360

Educación devastada, derechos de nuestros niños y adolescentes pisoteados


El Politécnico de Berazategui, desde el comienzo de clases, está sin agua, con baños químicos, con obreros trabajando y manipulando chapas de los techos fabricadas con un material que contiene asbesto, sustancia cancerígena (…). ¡La obra está valuada en 9 millones de pesos! (…)


Los chicos de Centro de Estudiantes están dando una lección de defensa de los derechos fundamentales. La dirección de la escuela nunca avisó a los padres la situación caótica, la dirección de la escuela no debía permitir el inicio de las clases (…) no hace falta tener un master para darse cuenta que la cosa así no va (…) Tanto la dirección de la escuela, como los tres niveles del Estado (Nación, provincia, municipio/Consejo Escolar de Berazategui) son los responsables directos de que nuestros hijos se encuentren en esta condición inhumana. La directora de la escuela sólo justifica lo injustificable y lo único que repetía era: «los chicos tienen que estar en el aula, estudiando, yo no puedo suspender las clases»…; lo que yo completo: «… en un año electoral, donde a como dé lugar la provincia aspira a hacer cumplir el cronograma de 180 días de clases». La pregunta es, ¿a qué costo? (…)


Hablando de que los pibes tengan clases, no están teniendo taller -cuando el Poli es escuela técnica, la mejor del distrito (menos mal). (…) La obra termina en 365 días hábiles, ¿no van a tener taller por casi un año y medio?


Los que están para planificar estas cosas se supone que estudiaron, que le pagamos un sueldo como funcionarios públicos para que administren las escuelas de nuestros hijos, las mejoren, les brinden educación de calidad, pero por la plata baila el mono. Algunos padres decían que en esto no se meta la política, a lo que le respondí: ¡Si el colegió está así es por una decisión política, y nosotros hacemos la política de permanecer movilizados para exigir a las autoridades que respondan y se hagan cargo!


Los chicos del Centro de Estudiantes del Politécnico les dieron a las autoridades una clase de educación cívica, una clase de política, una clase de sentido común… Llamaron a una asamblea general, donde asistieron más de 150 padres, docentes y alumnos. Incluso la directora, que al principio dijo que no iba a asistir porque «tenía una reunión importante», tuvo que asistir al ver semejante cantidad de padres (…)


En la asamblea se votó una sentada, la cual se cumplió al otro día, otra asamblea general en el patio, otra más con los padres que estábamos ahí, codo a codo con nuestros hijos (…), mientras la directora seguía en su oficina y se negaba a dar la llave del SUM para hacer la asamblea. Al rato cayó la inspectora de Educación Técnica, otra asamblea, claro, había que calmar los ánimos, padres -siempre hay alguno- poniendo canillas, cuando es el Estado el que debe hacerse cargo.


Luego de todo, las autoridades se comprometieron a sacar los techos con asbesto este fin de semana y a terminar los baños. Habría que ver dónde tiran ese material contaminante, ya sabemos cuál es la historia.


Estamos así, en compás de espera, el intendente Mussi ni apareció, ¿qué raro, no? ¡Adán no apareció por su paraíso! (…) Háganse cargo, muchachos.


Por suerte, tenemos a los pibes, que son una luz en medio de tanta oscuridad miserable.

También te puede interesar:

¡Que los centros de estudiantes, federaciones y coordinadoras se pronuncien!
Continuarán la lucha por la reincorporación de todos.
En Merlo, Menéndez y sus funcionarios hacen de la precarización laboral una bandera.
Los trabajadores en lucha contra los despidos y la precarización laboral del mussismo.