18/10/2007 | 1014

El derrumbe de los hospitales bonaerenses

En la nota que se publicó en el número anterior (PO N° 1.013) se habla de los sueldos de los médicos de la Municipalidad de San Martín, inferiores a los de los provinciales (lo cual no quiere decir que los provinciales sean mucho mejores).


Un jefe de servicio con 25 años de antigüedad no llega a los 4.000 pesos tan nombrados en la rebaja impositiva.


En lo que respecta al personal no médico, en mi caso particular, con 15 años de antigüedad y categoría 10, cobro un sueldo de 1.175 pesos, que no cubre un tercio de la canasta familiar.


También me gustaría agregar que todas las áreas del Hospital Castex sean declaradas insalubres, ya que con sólo hacer un censo en el personal de enfermería en estos últimos cuatro años se verá la cantidad de bajas sufridas por muerte, neumonías, cáncer, depresiones, patologías lumbares, etc., por las condiciones infrahumanas en que se trabaja y el recargo de horas por falta de personal.


Gracias por este último agregado, en memoria de excelentes compañeras como Cristina Del Arco, Eva Martínez y tantas otras que no llegan a gozar de la tan merecida jubilación porque murieron antes, víctimas de estos gobiernos corruptos a los que no les importa la salud de sus trabajadores y menos la de la población.

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género