15/12/1994 | 434

Especulan con la salud

El Barrio Loza es uno de los más poblados de Río Ceballos. La mayoría de sus habitantes tiene que viajar hasta la ciudad de Córdoba o a Villa Allende todos los días a trabajar. Pero a los problemas generales que tienen todos los trabajadores del país (bajos salarios, desocupación, privatización de las jubilaciones, destrucción de la educación pública, etc.) se presenta ahora el problema urgente de acceso a la salud, que se ve agravado por el aumento notorio de la desocupación y, por lo tanto, la pérdida de la obra social.


Cuando el barrio fue construido estaban previstos en el proyecto la construcción de una escuela y de un dispensario de salud. Hoy estas dos necesidades primarias siguen sin satisfacerse. Así, un vecino del barrio, si tiene la desgracia de enfermarse o tener un accidente después de las 24 horas, debe resignarse a esperar ver el sol del día siguiente (si no murió antes); el centro de salud más cercano está a 2 kilómetros de distancia, los cuales deben recorrerse a pie, pues después de las 24 horas no hay transporte hasta las 5 del día siguiente.


Ante los reclamos y las protestas de los vecinos, el Centro Vecinal (dirigido por una línea interna del angelocismo) ha respondido con una verdadera tomada de pelo: contratar (“con tarifa preferencial del 50%”) a la empresa CEMI (ambulacias de traslado de emergencias). ¿Cómo pretende el Centro Vecinal que los vecinos llamen a CEMI, si en el barrio no hay teléfonos? ¿Con señales de humo, quizás? Además, si por alguna forma hasta ahora desconocida se pudieran comunicar con CEMI, éstos ¿adónde trasladarían al enfermo? El Centro de Salud Municipal de Río Ceballos (a 2 kilómetros)  no cuenta con camas de internación, sólo hay un médico de guardia. El Hospital Público de Unquillo normalmente está desbordado, falto de presupuesto, sin camas libres. ¿Adónde lo llevarían? ¿A una clínica privada, para completar el negocio?


En síntesis: una burla, que muestra sólo el interés de conseguir una cometa con una propuesta que no soluciona nada. Lo que hace falta es el Centro de Salud gratuito ya, la colocación de teléfonos y el mantenimiento del transporte público en horario nocturno.

También te puede interesar:

Fue el pasado viernes por una convocatoria efectuada por el FIT-U.
La mentira del gobierno acerca de que no va a recortar el gasto público para eliminar el déficit fiscal.
Recibió al presidente de la multinacional y al secretario general del Smata para lucir la impronta de un acuerdo antiobrero.
El gobierno busca ocultar su propia responsabilidad en la escalada inflacionaria.
Fruto de los topes salariales y el alza inflacionaria.