08/04/1999 | 621

¿Hasta cuándo, Yugoslavia?

Bs. As. 30 de marzo de 1999 Sr. Director de Prensa Obrera Como croata, pero subrayan­do siempre mi condición de ciu­dadana yugoslava y de militan­te de derechos humanos, no pue­do menos que solidarizarme des­de ésta, mi querida Argentina, con mis hermanos yugoslavos en momentos en que sufren la cri­minal agresión del ‘Nuevo Or­den Mundial’. Un ‘.YO.Vf cu­yos capitostes tienen el descaro de invocar un supuesto consen­so mundial que los autorizaría a descargar bombas a diestra y siniestra. Pero un consenso sólo otorgado por gobernantes co­rruptos que viven al servicio del NOT. y de ninguna manera por los pueblos del mundo que, con su sano instinto, claman in­dignados contra este atropello El pueblo islámico de Kosovo que dicen defender, ¿creerá realmente en tanto amor? Ilu­sión crasa. Ilusión que usan de pretexto para motorizar su si­niestro objetivo de someter de una buena vez a un pueblo que, como el yugoslavo, se ha nega­do dignamente a ponerse de rodillas ante el ‘NOM’


El presidente Milosevic ha­brá cometido todos los errores que se quiera, entre ellos el más grave, el que desató toda esta situación: el de anularles la autonomía a los kosovares en 1989. Pero, ¿con qué autoridad moral cuentan las potencias del WOAC para castigar pecados ajenos? ¿Por qué no se miran en el espejo de las atrocidades propias, las ya perpetradas y las que siguen perpetrando en el mundo entero? ¿Hasta cuán­do vamos a soportar esta omni­potencia? ¿Y hasta cuándo, Yugoslavia, te van a desangrar?


PD: A la que suscribo, un ex je­rarca del régimen ‘ustasha’ croata vigente entre 1941 y 1945 le ha abierto una quere­lla por injurias a causa de ha­berlo llamado públicamente por su nombre.

En esta nota

También te puede interesar: