18/05/2006 | 946

La masacre de Budge

Kelo Amarilla (Lector de Prensa Obrera. Villa Jardín, Lanús)
El 8 de mayo se cumplieron 19 años de la masacre de Budge.

 

 

 

 

Tres jóvenes se encontraban tomando cerveza en las esquinas de Guaminí y Figueredo; aproximadamente a las 19 horas, fueron acribillados a balazos por una comisión policial de la Subcomisaría de Puente La Noria.

 

 

 

 

Estos asesinos llamados Balmaceda, Miño y Romero fueron exponentes del gatillo fácil, orgullosos de sus métodos aplicados.

 

 

 

 

Ingeniero Budge, fiel a sus costumbres históricas de lucha por sus reivindicaciones barriales, se levantó pidiendo justicia para estos criminales.

 

 

 

 

Una comisión de jóvenes y vecinos, y los partidos políticos de izquierda, con sus dirigentes y militantes, nos unimos en movilizaciones con participación masiva de todo el pueblo, incluyendo dos a Plaza de Mayo.

 

 

 

 

Fue un ejemplo de un barrio que nunca se entregó a las injusticias sociales.

 

 

 

 

Se realizaron dos juicios en los Tribunales de Lomas de Zamora, enmarañados en falacias y mentiras, con persecuciones a testigos, con amenazas y todo tipo de aprietes.

 

 

 

 

Nada amedrentó a nuestros testigos: los asesinos fueron condenados a 11 años de prisión; sin embargo, solamente un policía está preso, el resto sigue “prófugo”.

 

 

 

 

Todos los años, en el aniversario de su asesinato, la Comisión de Jóvenes y Vecinos recuerda al Negro Aredes, a Willi y a Olivera con actos y movilizaciones en esa esquina.

 

 

 

 

El viernes 12/5 marchamos desde Recondo y Camino Negro a la Comisaría de Puente La Noria hasta Guaminí y Figueredo, lugar criminal del hecho.

 

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género