31/03/2011 | 1170

La rompieron

Por Correo de lectores Andrés G.

Todos los compañeros del PO se merecen un enorme reconocimiento por organizar una columna interminable el 24 de Marzo. Por aguantar y responder los insultos y provocaciones de los mercenarios y bufones del gobierno, quienes intentaron cerrarnos el paso en la 9 de Julio. Por colmar la Plaza, una vez más, para exigir memoria, verdad y justicia, y denunciar a un gobierno que, cubriéndose con esas banderas, reprime con la policía y la patota al movimiento popular. Por mostrarle a los burócratas que van a tener que enterrarnos a todos antes de que la memoria del pueblo argentino pueda ser expropiada por la Juventud Sindical Peronista.

Creo, sin embargo, que merecen un reconocimiento especial -el Trotsky de oro- las compañeras y compañeras que dejaron los pulmones y las cuerdas vocales arriba de ese camión playo, animando a la columna del PO con su voz y sus trompetas.

¡Qué huevos! ¡Qué corazón! Espero verlos ahí en todas las luchas que vendrán.

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género