23/03/2011 | 1169

Las problemáticas de la educación

Por Correo de lectores Ezequiel

Como todos sabemos, la educación no es una parte fundamental del capitalismo; por el contrario, sí lo es la burocracia sindical, los punteros políticos, las fuerzas represoras, etc.

Al haber una bancarrota capitalista mundial y no poder siquiera mantener una de sus partes más necesaria para callar los levantamientos populares, parece ser que los gobiernos de turno la «única solución» que encuentran, es el ajuste de presupuesto.

Podemos sufrirlos en varias formas, como en los salarios, el aumento de la edad jubilatoria, la precarización laboral, el desfinanciamiento en materia de seguridad y salud, etc. Pero vamos al que más nos importa el ajuste de presupuesto a la educación.

Al haber una desfinanciación de la educación trae como consecuencia un derrumbe del sistema educativo.

Por eso derrumbe nos encontramos con el primer problema: edilicias, debido al ajuste las instituciones educativas se encuentran en deplorables estados, ¿qué incluye esto? Pésimas estructuras, falta de calefacción, instituciones sin gas e incluso sin agua. Siendo así influye directamente sobre la salud de los estudiantes.

Luego se manifiesta el segundo problema: viandas, en varias escuelas llegan las viandas pero son muchísimas más las escuelas a las que no llegan. El problema está en la cantidad, ya que son pocos los beneficiarios por curso (algo así como… menos de la mitad del curso). Además, las pocas viandas entregadas por el gobierno son de pésima calidad, habiendo de por medio un abaratamiento de costos, ya que estos se quedan con una gran parte del dinero destinado a las viandas. Nuestro tercer problema son las becas: al haber una crisis en el Estado se produce un ajuste (entre otras cosas) en las becas, sacándole así un derecho a los estudiantes, ya que el número de becas entregadas es casi nulo.

Nuestro cuarto problema: las cuotas altas. Las escuelas privadas han aumentado sus cuotas por encima de los sueldos de la clase obrera. Así, estas cuotas son accesibles nada más para la clase capitalista, dejando sin opción a la clase obrera y trabajadora a la hora de elegir una escuela estatal o privada.

El quinto problema: la calidad educativa, no se puede pretender una mejora en ella (como dijo el mismo Baradel) si hay compañeros con sobrecargas laborales, o la acumulación de 50 horas cátedra para ganar el sueldo mínimo, ya que sus sueldos no son altos. Esto se debe a la miseria salarial que acepta la burocracia celeste por parte del gobierno, la cual pretende conformar con migajas a los docentes (Prensa Obrera, 17/2). Pero hay un problema que hace que los alumnos no reclamen por las problemáticas anteriores: es la falta de democratización en las escuelas, la falta de centros de estudiantes, es la burocracia dentro de los centros de estudiantes.

Por eso, organicemos a los estudiantes que quieran luchar contra las injusticias del sistema. Vamos por la creación de centros de estudiantes en todas las escuelas, para luego poder reclamar todas las problemáticas que les conciernen a todos los estudiantes.

Compañeros, luchemos contra el derrumbe educativo, profundicemos el estudiantazo y digamos no al ajuste de presupuesto educativo.

(Sobre la base del manifiesto de la UJS aprobado por el Congreso Nacional de la Unión de Juventudes por el Socialismo, que sesionó los días 4 y 5 de diciembre de 2010 en la Capital Federal, y Prensa Obrera, 17/2/11)

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género