18/12/1997 | 569

Menem y Kirchner entregan nuestros puestos de trabajo

(reducida por razones de espacio)
Datos extraídos del diario Tiempo de Santa Cruz

La Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca decretó una veda temporaria de la captura de merluza (30 días) “para permitir la recuperación del stock … en el caladero argentino, luego de la sobreexplotación a la que fue sometida en los últimos años”, dijo Felipe Solá.

 

El problema de la sobreexplotación, lo ocasionan los grandes buques congeladores (factoría), dado que aprovechan un 27% del producto extraído, mientras que las empresas nacionales radicadas en tierra utilizan el 70%.

 

La sobrepesca en el Mar Argentino es consecuencia de la violación del decreto 2223/91 y del convenio con la Unión Europea.

 

De los 17 caladeros mundiales, 14 fueron exterminados por los buques congeladores. ¿Será el caladero argentino el próximo?

 

Mientras los buques fresqueros (pequeños barcos nacionales) no llegan a capturar la cantidad de merluza permisible (350.500 toneladas), los congeladores (grandes buques multinacionales) sobrepasan las 810.000 toneladas por año.

 

Después de la ‘veda’, los gobiernos nacional y provincial pretenden otorgarles un 70% de capacidad real de captura a los factoría (congeladores) y el resto a los fresqueros.

 

De esta manera, un gran número de compañeros serán suspendidos en su fuente laboral por 30 días. Una empresa con buques fresqueros y una planta procesadora en tierra otorga mano de obra a más de 400 personas; una factoría realiza la misma tarea con 50 empleados aproximadamente, y a la vez desperdicia el producto, causando un daño irreparable al arrojar el pescado al fondo del mar.

 

El ‘defensor’ de los hielos y la ‘soberanía’, Kirchner, no ha dicho ni una sola palabra para defender nuestros derechos. Recientemente, durante la campaña electoral, inauguró la primera etapa de un puerto en Caleta Olivia, y dijo que debemos mirar al mar. ¿Para qué? … ¿Para ver cómo las multinacionales saquean nuestros recursos marítimos?

 

Las medidas urgentes a tomar son:

 

– Expulsión de los buques factoría del caladero argentino.

 

– Reducción de la jornada laboral con goce íntegro de haberes.

 

– Ningún compañero fuera de las plantas procesadoras.

 

– Control obrero de la producción y fiscalización de la captura en el mar.

 

En esta nota

También te puede interesar: