11/03/2004 | 841

Piquetero

Rostro cansado


Edad sin tiempo


Frío en el cuerpo


Hombre de lejos.


 


Sueños de vida


–Que sea más justa–


Donde florezcan


Sus alegrías.


 


Con sol o lluvia


Siempre en el corte


Palos y gases


Son sus honores.


 


Yo los saludo


El puño en alto


Son ¡piqueteros!


Son mis hermanos.

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género