18/12/2003 | 830

«Por nuestra salud»

Estas líneas están dedicadas a los psicólogos de Apel (del Polo Obrero), que están desarrollando una importantísima tarea en el local del Partido Obrero de Villa Jardín (Lanús).


Ellos/as están atendiendo no sólo a los compañeros del Polo, sino también a los vecinos que se acercan: familias carenciadas y castigadas por este sistema capitalista que sufren todo tipo de atropellos, como por ejemplo, la desocupación que trae aparejada el hambre y la desnutrición, el gatillo fácil, la drogadicción y, como factor desencadenante de los anteriores, la violencia familiar.


Es decir que abordan el tratamiento individual de niños y adultos, y en este último período han abierto un espacio para tratar colectivamente a través de un taller y charlas-debate, los temas que más nos preocupan.


La concurrencia al mismo se ha ido incrementando con gran satisfacción. Observo cómo las mujeres y hombres participan, proponen temas, exponen sus dudas y temores. Cuando finaliza el taller, los participantes quedan satisfechos y con ganas de continuar participando.


Pienso que debatiendo juntos nuestros problemas vamos a crecer no sólo en cantidad, que ya lo hemos hecho, sino en calidad de compañeros revolucionarios.


Este es mi sincero reconocimiento a la labor y a la interacción entre los compañeros y dichos profesionales.

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género