23/06/1993 | 394

Quindimil (por la tangente) “festeja” 20 años

El distrito de Lanús, al igual que el resto del conurbano bonaerense, viene padeciendo desde los años 70 una política económica basada en transferir el dinero del bolsillo de los trabajadores al de las patronales a través de los tarifazos, las privatizaciones de los servicios públicos y la reducción permanente de los salarios.


Una muestra acabada del resultado de estos planes económicos es la existencia de 3.300.000 que viven por debajo de la línea de pobreza. Sólo el 17% de los pobladores de Lanús tienen cloacas.


El mapa industrial de este distrito se ha reducido a la mínima expresión por el cierre de empresas y la destrucción de puestos de trabajo.


En medio de este desastre, la propaganda oficialista se jacta de dar de comer a más de 7.500 niños, cuando en realidad son pésimamente alimentados en los comedores escolares, porque el Municipio les destina a los «únicos privilegiados «la mísera cantidad de 0,50 pesos por chico para nutrirse por día.


Como contrapartida, la jugosa explotación de las “minas de oro”, casino local (bingo) y el hipódromo por TV (agencia hípica), fueron entregadas a manos de instituciones «responsables», y con firmes lazos con el Municipio (Bomberos Voluntarios y Fundación Favaloro).


Otro de los negocios cautivos de la Comuna está en manos de los contratistas oficiales del pavimento. Estos cobran a cada frentista 1.700 pesos en 48 cuotas, pero existen denuncias donde abonadas 24 cuotas no han iniciado las obras correspondientes (por ejemplo Barrio Villa Urquiza, Monte Chingolo).


Los pavimentadores tienen la vaca atada y lo único que tienen que hacer para extraerle leche (dinero de los trabajadores) es tironear la ubre, ya que tienen también asegurado el rellenado de los baches producidos aun a las pocas semanas “de colocar carpetas asfálticas que no duran más de 20 días” (semanario «La Defens, de Lanús”, pág. 5, 9/6/93).


En este negocio redondo, el intendente juega el rol estelar, ya que es el intermedia rio entre los vecinos, los contratistas y c Municipio.


La privatización por 30 años de 24 nichos del cementerio de Lanús, y la adjudicación de la misma a una firma fantasma (Laifer) ha abierto al conocimiento del público que Ornar García (concejal PJ) trabajó durante 6 meses en la empresa “Aragón” (la otra pretendiente) “para preparar (I) la oferta”. Después, apareció la desconocida Laifer y se llevó el negocio de 50 millones di dólares (Clarín, 23/5).


A todo este fluir de basura la UCR día por lo bajo “no hagan olas».


Con este entorno de dominio total de los negocios comunales se realizaron las internas del PJ.


En todo este proceso estuvo presente I; segmentación del aparato justicialista (si presentaron 6 listas representativas de otro: tantos “sponsors”). Un aspecto notable de las internas fue la violentísima campan; para quedarse con el manejo de los negocios comunales (Concejo Deliberante) asunto que dividió a la propia Liga Federa en dos: apoyó a la lista 4 (Quindimil) y a la 1 (Darío Díaz Pérez, Reinaldo Pierri), quienes se tirotearon y se denunciaron.


Por el encarnizado enfrentamiento (proporcional al filón en juego) surgieron «algunas puntitas” del iceberg de la podredumbre que prolijas manos han sabido tapa durante años.


El 12 de mayo pasado, el juez Tristán Rodríguez libró una orden de allanamiento contra la tesorería del Municipio, por la denuncia efectuada por Graciela Sarria, a directora de atención médica de la comuna En la denuncia se ponía de manifiesto (diario “Página 12″) “que la Municipalidad echó ¡16 profesionales que se desempeñaba! en el llamado ‘Plan de Salud con el Pueblo” colocando en su lugar a 9 ñoquis entre ellos Carmelo Macrino, quien junto al actual secretario de Bienestar Social de Lanús, Rubén Massobrio, son propietarios de la Clínica Montes de Oca en Avellaneda, el tesoro municipal de Lanús le pagaban las refacciones de la clínica las refacciones y ampliaciones en la Otro elemento interesante de la denuncia es que los 9 “ñoquis siguieron cobrando los 16 salarios durante los 6 meses siguientes al despido de los profesionales.


Por lo inocultable y escandalosa sitúan al juez T. Rodríguez citó a declarar a la directora de cultura, Marcela Ibarra, quien admitió que al hacerse cargo de su área encontró unos 50 cheques correspondientes a empleados que no revistan en esa dirección y a los cuales nadie conocía (semanario “La Defensa de Lanús”).


La UCR tiene, como «oposición ros-pon sable», un papel central en el encubrimiento de éstas y otras porquerías, ya que el presidente, Juri, mantiene una muy próxima relación con Massobrio y se encargó permanentemente de poner partos fríos al rispido asunto” (semanario “La defensa de Lanús»).


También Fiorio (diputado por la UCR) “le retiró el saludo a un dirigente que se atrevió a enunciar la posible (I) existencia de ñoquis en la Municipalidad” (semanario “La Defensa de Lanús”).


Por esto, después de 20 años de “gobierno de obras” queda al desnudo el monumental fracaso del quindimilismo. Su gestión de dos décadas no resolvió (al contrario, agravó) los problemas perentorios de las barriadas: agua, luz, gas, inundaciones, cloacas, educación, trabajo y salud.


El manejo inescrupuloso del dinero de los contribuyentes (por ejemplo, cuando no pasan los concesionarios a recoger la basura —2 empresas— la Municipalidad envía una cuadrilla propia a hacerlo, multiplicando así los gastos públicos).


El ataque sin misericordia sobre la salud: Soguitas para que coman los necesitados. El “desvío” de fondos a favor de la medicina privada. El desmantelamiento de esa ficción de «Plan de Salud con Todos”, forman parte de la profunda crisis y descomposición del régimen político y social que “dirige” el Concejo Deliberante y el Municipio.


La podredumbre en surgimiento y el resultado electoral, donde a duras penas, entre todos (6 listas) lograron arrastrar al 15% del padrón, después de una lucha titánica en cada domicilio, desencadenó que al 9 de junio los funcionarios municipales de alto rango presentaran su renuncia.


La oportuna intervención de los trabajadores en defensa de sus conquistas históricas terminará de enterrar a este cadáver maloliente.