16/11/2000 | 688

Respuesta a un tal Gati, Lea el discurso de Jorge Altamira sobre Salvador Allende en Prensa Obrera, n° 682, del 28 de setiembre.

Resulta por demás asombroso el texto do Gati publicado en el Correo de Lectores de PO N° 687, Evidentemente del discurso pronunciado por Jorge Altamira. Gati no entendió nada. Nuestro homenaje y recordación es a todos aquellos que cayeron en la lucha contra la barbarie que a nivel continental se desató contra los pueblos. Pero, por otro lado, también vamos a rendir homenaje a Salvador Allende, quien cayó luchando a pesar de ser un frentepopulista y responsable de desarmar a las masas, único reaseguro frente al avance de los Pinochet. Pero, por si esto fuera, ¿cabe alguna duda de que vamos a tomar las armas para defender las libertades democráticas frente a los alzamientos de los Pinochet? Gati parece no darse cuenta de esto. Para este compañero, el armamento del proletariado se reduce a “entrenar” militarmente a un grupo de militantes; qué poca importancia le da al tema.


Tal vez Gati tiene la fórmula de donde vamos a disponer las armas. Sobre la inspiración divina, posiblemente venga, después que las masas hayan tomado decisiones más elementales, como de sacarse a la burocracia sindical de encima.


Comparar al Partido Obrero con el SWP es otra impostura de este hombre. Para lo cual sugerimos la lectura de todo el material que se elabora en el debate con organizaciones hermanas por la Refundación de la IV Internacional. Una refundación planteada sobre la base del Programa de Transición y la Revolución Permanente. Material en cuya elaboración participan los compañeros del Partido Causa Operaría, del cual forma parte el compañero Rui Costa P¡menta.


Compañero Gati, el Partido Obrero seguirá por este camino, que es el mismo que nos llevó a luchar y defender a los compañeros del MTP, luego de la masacre cometida por el Estado contra ellos, Y LO HICIMOS DESDE EL MISMO DIA DEL ATAQUE; ¿y alguien podría negar el carácter frentepopulista de los compañeros del MTP/ Seguiremos reclamando la libertad de sus presos, el castigo a los asesinos y rindiendo homenaje a los compañeros caídos.


 


Terminemos con el charlatanerismo pequeño burgués, Gati.

En esta nota